Crecen las compras de juguetes para Navidad

La venta de juguetes en Chequia ha subido debido a la favorable situación económica. Desde octubre los padres checos han gastado cientos de euros en regalos para sus pequeños.

Las compras de juguetes en Chequia han escalado. Según los datos del comercio electrónico Mall.cz, en octubre los checos gastaron un 20% más en regalos para sus familias que en el año pasado. Mientras que en 2017 se vendieron principalmente regalos prácticos, este año subió la demanda de caprichos.

Gracias a la buena situación económica, los niños checos pueden esperar más sorpresas bajo el árbol de Navidad. En comparación con 2017 la venta de juguetes en Mall.cz ha subido en un 60%.

La ola más grande de compras aún está por venir. Según Mall.cz, la mayor venta de juguetes se espera en diciembre. En este mes navideño los checos suelen gastar hasta diez veces más que durante todo el año. Igor Matejov, director de negocios de la empresa, informa qué tipo de bienes son los más deseados.

“Un hit total son los juegos de construcciones y luego por supuesto las muñecas y los peluches. Esta categoría de juguetes avanza constantemente. Se puede ver un adelanto también en la categoría de juguetes digitales y en el mundo digital en general”.

Foto: Alexas_Fotos / Pixabay CC0Foto: Alexas_Fotos / Pixabay CC0 Populares son asimismo los juguetes “retro”, como trenes, rompecabezas o carreras de autos. Según los datos de Mall.cz, los padres gastan cerca de 27 euros por juguete.

En la tienda electrónica más grande en Chequia, Alza.cz, se venden sobre todo peluches y lego, dice la portavoz de la empresa, Patricie Šedivá.

“Los niños aprecian sobre todo los juguetes creativos. Entre los productos más vendidos están las masas modelables y luego diferentes tipos de figuritas, animalitos, dinosaurios y muñecas”.

Según la Asociación de Juguetes y Juegos, en 2017 los checos gastaron cerca de 270 millones de euros en semejantes productos. El 70% de este importe se atribuye al período antes de la Navidad, es decir, a las compras desde el mes de octubre.

Los comerciantes predicen que este año los niños checos tendrán una Navidad aún más abundante, gracias a la buena situación económica del país. El vocero de las empresas Sparkys y Bambule, Jakub Koutek, explica cómo se diferencian las compras en las tiendas y por Internet.

“En la temporada antes de Navidad la compra en una tienda física sale a unos 30 euros. Durante el resto del año se trata de la mitad, es decir, unos 15 euros por compra. En Internet la compra promedio es de unos 58 euros”.

Según los cálculos de las empresas Sparkys y Bambule, los padres checos gastarán más de 100 millones de euros en regalos para sus hijos este año. La verdadera fiebre de compras empezará esta semana.