Crece la extrema izquierda en Chequia

14-05-2015

En Chequia aumenta la extrema izquierda, mientras que el radicalismo de derecha está cayendo. Así lo afirma un informe del Ministerio del Interior, dado a conocer por la Televisión Checa.

Foto ilustrativa: Archivo de Radio PragaFoto ilustrativa: Archivo de Radio Praga Cinco personas fueron detenidas hace poco en la República Checa y tres de ellas han terminado en prisión preventiva por planificar un ataque con explosivos contra un tren de carga con el fin de destruir el capitalismo.

Según informaciones extraoficiales se trataba de miembros de la Red de Células Revolucionarias, organización inspirada en las Brigadas Rojas alemanas.

La Policía sospecha que miembros de este grupo son responsables de ataques incendiarios contra un automóvil policial, una Comisaría y un peaje de autopista.

Dicho caso cuadra con las conclusiones del reciente informe del Ministerio del Interior que subraya que la izquierda revolucionaria está en ascenso en el país, según indicó el jefe de dicha Cartera, Milan Chovanec.

“Los grupos de combate izquierdistas son más visibles, han levantado la cabeza. La reciente intervención policial pone en evidencia que a veces logramos revelar sus delitos en estado germinal”, dijo.

Ministro Milan Chovanec, foto: Filip Jandourek, CRoMinistro Milan Chovanec, foto: Filip Jandourek, CRo El informe subraya que la extrema izquierda se radicalizó de tal manera que no se pueden descartar incluso ataques contra personas concretas. El documento pronostica además el aumento de arremetidas contra blancos materiales.

El año pasado, el número de acciones extremistas de la izquierda creció un 13%, de 140 casos en 2013 a 157 en 2014. Entre ellos hubo ataques contra Comisarías, viviendas y restaurantes, entre otros.

Por otro lado, el informe sostiene que el radicalismo de derecha está perdiendo fuerza en la República Checa. Las manifestaciones antigitanas, muy concurridas en el pasado, contaron con poca asistencia el año pasado.

Los expertos coinciden en que el número de las actividades radicales de derecha disminuyó y que los extremistas se redirigieron contra otros blancos. “Comenzaron a acentuar la islamofobia y la defensa de las tradiciones y las culturas nacionales y europeas. Reflejaron más las tendencias del extranjero”, indica el documento.

14-05-2015