Crear su propia empresa es lo que prefieren los extranjeros en Chequia

15-09-2015

Uno de cada doce empresarios en Chequia es extranjero, alcanzando su número global unos 84.000, según reveló un reciente estudio de la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa. La mayoría proviene de Ucrania, Vietnam y Eslovaquia, aunque en los últimos años aumenta también la participación de empresarios extranjeros de países de la Unión Europea, especialmente de Alemania.

Foto ilustrativa: Kristýna MakováFoto ilustrativa: Kristýna Maková La República Checa sigue ocupando el 42 lugar en cuanto a las libertades económicas, de un total de 157 estados incluidos en un análisis del instituto canadiense Fraser. Un mayor ritmo de desarrollo es frenado en este país por la extrema regulación de la empresa, lo que se traduce en los complicados trámites burocráticos que son necesarios para poder emprender.

Independientemente de que estos obstáculos administrativos reducen la flexibilidad en el mercado de trabajo, el número de personas que deciden crear una empresa propia en Chequia sigue siendo alto, según datos de la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa. Entre los cuentapropistas hay también muchos extranjeros, 84.000 en total, lo que es la mayor cantidad en el marco de los países del Grupo de Visegrád.

Una tercera parte de los trabajadores autónomos extranjeros posee un pequeño comercio. También tienen gran representación en el sector de construcciones y el educativo. En este último se dedican mayormente a la enseñanza de idiomas. Según dijo a la Radiodifusión Checa Karel Havlíček, presidente de la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa, en lo general los empresarios extranjeros son personas mayores de 25 años.

Karel Havlíček, foto: Filip Jandourek, Radiodifusión ChecaKarel Havlíček, foto: Filip Jandourek, Radiodifusión Checa ”La mayor parte de los extranjeros se dedica a la empresa en la región de Bohemia Central, especialmente en Praga, y son personas entre los 25 y los 50 años de edad. Pero es mínimo el número de cuentapropistas extranjeros entre los 18 y los 20 años de edad que vayan fundando compañías startup y spin-off”.

El estudio de la Asociación checa demuestra que los extranjeros alcanzan con mayor frecuencia beneficios por su actividad económica que los empresarios checos, aunque éstos suelen ser un 25% inferiores en comparación con los de los trabajadores autónomos locales.

Los economistas sostienen que la actual ola de inmigrantes que llegan a Europa puede hacer cambiar sustancialmente el mercado de trabajo en Chequia y otros países. Desde comienzos de este año solicitaron asilo en la República Checa unos 1.000 extranjeros, 420 más que el año pasado. Se trata en su mayoría de ucranianos, sirios y vietnamitas. También estas personas podrían decidirse a promover actividades económicas autónomas en Chequia. Si no fuera así, las compañías locales informaron que podrían emplear de forma inmediata a unos 5.000 trabajadores.

15-09-2015