Creadores de publicidad checos se rebelaron contra Santa Claus

Autores de publicidad checos declararon guerra a Santa Claus. Crearon páginas web en las que desataron una fervorosa campaña contra su infiltración en la cultura checa y el uso de su figura en los spots publicitarios.

Foto: CTKFoto: CTK La asociación Creative Copywriters Club, que une a gente de las letras y autores de propagandas, inició una actividad que persigue eliminar a Santa Claus de las campañas de publicidad navideñas, los libros infantiles, etc.

Según los autores de la campaña, Santa Claus no tiene lugar en la cultura y en el mercado navideño checos. "En caso de que estén hartos de Santa Claus, escríbannos. Nosotros enviaremos sus cartas a aquellos quienes utilizan en las propagandas publicitarias a Santa Claus y todos los símbolos vinculados con su figura como gorra roja, trineos tirados por renos, y otros testimonios de mal gusto", prometen los autores de las páginas web.

La nación checa tiene su propio símbolo de la Navidad que es el Niño Jesús, destacan los autores de la iniciativa que, como señal de protesta, publicaron en una revista especializada en marketing una foto de la Virgen María que, en vez de Niño Jesús, mece en sus brazos a Santa Claus.

No obstante, hay quienes aseguran que Santa Claus es una figura mundialmente conocida como símbolo de la Navidad. Argumentan, además, que el Niño Jesús es un símbolo de altos valores espirituales que no debería ser utilizado para fines comerciales. Opinan que muchos creyentes podrían sentirse ofendidos.

La época de la Navidad no es, sin embargo, el único período del año que comienza a provocar protestas contra la infiltración de símbolos ajenos que amenazan las costumbres tradicionales checas. De ejemplo puede servir la fiesta Halloween que fue aceptada por cierta parte de la sociedad checa en vez del tradicional Día de los Difuntos. También la fiesta de San Valentín fue implantada hace varios años en la República Checa. La joven generación checa la aceptó. Sin embargo, los amantes de la tradición festejan el Día de los Enamorados, según lo acostumbrado, el primero de mayo.