Coro infantil Bambini di Praga desaparece después de casi 40 años

29-06-2011

El coro infantil Bambini di Praga, que desde hace unos 40 años ha cosechado éxitos en el mundo entero, termina definitivamente sus actividades. Su último concierto se efectuó en la Biblioteca Municipal de Praga este martes.

‘Voces celestiales’. Ese calificativo solía atribuirle la crítica al coro checo Bambini di Praga. Durante los 38 años de su existencia, este coro infantil visitó varias decenas de países. No obstante, en los últimos años fue perdiendo prestigio.

El último concierto del coro en la capital checa fue recibido con ovaciones por parte del público. La directora de Bambini di Praga, Blanka Kulínská, agradeció con emoción, pero eludió dar detalles sobre los motivos de la disolución del elenco.

Blanka KulínskáBlanka Kulínská ”Ya tengo una edad para jubilarme y ha llegado el momento de hacerlo. Es un hecho real y hay que tomarlo así. Estoy feliz por los éxitos alcanzados, pero simplemente hemos llegado con el coro a un punto final”.

Kulínská admitió que el fin de Bambini di Praga se debe a que su hijo y ex director del coro, Bohumil Kulínský, fue acusado de abuso sexual contra 19 menores de edad y en el año 2009 fue condenado a cinco años y medio de prisión. A raíz de ese escándalo, disminuyó el número de cantantes en el coro, así como de los vocalistas principiantes. También las ofertas para nuevos conciertos eran mínimas.

En tales condiciones, Bambini di Praga perdió la motivación para seguir existiendo y su Junta directiva decidió concluir sus actividades, según sostiene Jana Puterová, ejecutiva del coro.

Bambini di PragaBambini di Praga ”Bambini di Praga pone fin definitivo a sus labores. La escuela de canto, adjunta al coro, ha sido cerrada hace ya unos años, porque tenía muy pocos estudiantes. Bambini di Praga fue una marca conocida y apreciada en el mundo musical, pero ahora esa marca desaparece por completo, desaparece todo lo relacionado con Bambini di Praga”.

El coro Bambini di Praga fue creado a finales de los años 30 del siglo XX en la ciudad de Ostrava por el maestro Bohumil Kulínský. Años más tarde se trasladó a Praga y la dirección pasó al hijo de Kulínský, también Bohumil. El coro, integrado mayormente por niñas entre los 12 y los 20 años de edad, adquirió gran reconocimiento en Checoslovaquia, así como en el extranjero. Se caracterizó por un alto profesionalismo en el canto y la entonación y por un amplio repertorio que iba desde temas religiosos y composiciones clásicas, hasta el jazz y los villancicos.

29-06-2011