Contratan en Chequia a trabajadores de países lejanos

13-09-2019

Las empresas checas se enfrentan a una escasez de mano de obra. Por lo tanto, contratan a cada vez más empleados del extranjero, por ejemplo, de países lejanos como Mongolia.

Foto ilustrativa: Maryland National Guard, Flickr, CC BY-ND 2.0Foto ilustrativa: Maryland National Guard, Flickr, CC BY-ND 2.0 Las compañías en la República Checa aceptan cada vez más extranjeros. Y no se trata solo de ucranianos o polacos, como hasta ahora. Emplean a trabajadores de todo el mundo, de países como Nepal, Filipinas o Mongolia.

Debido a la falta de mano de obra, el Gobierno ha aumentado la cuota de admisión de extranjeros a partir de este septiembre. Según la vicepresidenta de la Cámara de Comercio, Irena Bartoñová Pálková, no obstante, el número de trabajadores extranjeros aún no es suficiente para satisfacer la demanda de las empresas.

Foto ilustrativa: Kristýna MakováFoto ilustrativa: Kristýna Maková “Podemos contratar a 50 000 empleados cualificados el próximo año. Esperamos más trabajadores de Kazajistán. Sin embargo, este número no es suficiente para cubrir la escasez de mano de obra. De acuerdo con una encuesta que realizamos, la necesidad es de aproximadamente 500 000 empleados”.

Robert T. Diano, por ejemplo, llegó a la República Checa desde Filipinas. Trabaja como técnico en una empresa de telefonía móvil. Aunque la cantidad mensual que gana corresponde al salario mínimo, dice que vale la pena estar empleado en Chequia.

“Decidí trabajar en la República Checa porque hay muchas más oportunidades de empleo aquí. Además, el salario es hasta el doble que en Filipinas. Allí ganaba unos 15 000 pesos al mes, aquí el salario es de hasta 30 000 pesos”.

En términos de euros, Robert gana alrededor de 520 euros al mes.

Por lo general las empresas buscan trabajadores ucranianos, sin embargo, en estos tiempos necesitan aún más obreros. Además, debido a la gran demanda, los ucranianos no tienen miedo de pedir mayores remuneraciones. Vitaliy Oniščuk, por ejemplo, trabaja en la República Checa como albañil y dice que está bien asegurado.

“Desde que llegué aquí, he podido ganar dinero para construir una casa en Ucrania. La recompensa financiera es mucho mayor que en Ucrania. Aquí puedo ganar 1500 euros o más”.

Entrevistas por Skype

La profesión más demandada en Chequia es la de albañil. La empresa de construcción VW Wachal, por ejemplo, tendría que aceptar decenas de albañiles para cubrir el trabajo necesario, al igual que baldosadores y carpinteros.

Ondřej Wachal, foto: archivo de VW WachalOndřej Wachal, foto: archivo de VW Wachal Como acota Ondřej Wachal, director operativo de la compañía, en el caso de los ucranianos la cuestión del empleo es problemática, ya que las empresas luchan por los trabajadores entre sí.

“Los ucranianos tienen fuertes comunidades en Chequia. El problema es que a menudo abandonan el trabajo pronto después de que los contratemos, y se van a otras compañías o especialidades. Por lo tanto, los esfuerzos que invertimos en atraer a estas personas muchas veces no sirven para nada”.

Es por eso que la compañía ha decidido contratar albañiles de Nepal. Según Ondřej Wachal, no obstante, esto requiere un procedimiento específico y fondos adicionales. El reclutamiento a menudo tiene que ser realizado por Internet.

“Realizamos las entrevistas a distancia, por ejemplo a través de Skype. Podemos darles ciertas tareas a los interesados para ver lo que pueden hacer. Nuestros empleados tienen que saber inglés. Nosotros tenemos que encargarnos de ellos al principio, porque vienen a un país extranjero, a una cultura diferente. Hay que conseguirles alojamiento, entre otras cosas”.

A pesar del proceso más exigente, las empresas requieren trabajadores extranjeros. Entonces cada vez más mongoles, nepaleses e indios vienen a trabajar a la República Checa, como confirma Jana Míčková Sladká de la compañía Grapecare.

“La demanda ha aumentado mucho en comparación con el año pasado. En 2018 hablamos de decenas de puestos para los extranjeros y este año son cientos. Los más demandados son trabajadores de almacenes, operadores, conductores de camiones y soldadores. En la actualidad también se necesitan trabajadores para la tala de árboles, debido a la plaga del escarabajo de la corteza”.

El proceso de admisión generalmente toma al menos tres meses. Para los ciudadanos de Nepal es aún más largo, los nepalíes tienen que esperar hasta nueve meses antes de venir a trabajar a Chequia.

13-09-2019