Contraer matrimonio con un extranjero por dinero se vuelve cada vez más popular

La Central Nacional de Lucha contra el Crimen Organizado advirtió en su informe anual sobre el creciente número de matrimonios contraídos entre mujeres checas y hombres extranjeros por dinero.

Foto ilustrativa: Gavin Spencer / FreeImagesFoto ilustrativa: Gavin Spencer / FreeImages Cada vez más mujeres checas están dispuestas a casarse con un extranjero al que no le han visto nunca, con el objetivo de recibir una considerable cantidad de dinero como recompensa. En el informe anual de la Central Nacional de Lucha contra el Crimen Organizado se especifica que en Chequia se registran grupos organizados que se dedican a contratar a mujeres jóvenes con el fin de que contraigan matrimonio con un extranjero.

Se trata sobre todo de hombres de Turquía, quienes gracias al certificado sobre el casamiento pueden entrar al territorio de la Unión Europea y posteriormente solicitar el permiso de residencia permanente.

Jaroslav Ibehej, portavoz de la Central Nacional de Lucha contra el Crimen Organizado comentó que este tipo de actividades es considerado como abuso y explotación de mujeres.

“Con este propósito han sido registradas en la República Checa actividades de abuso y explotación de muchachas y mujeres jóvenes que bajo el pretexto de recibir cierta recompensa financiera contraen matrimonio con estos hombres”.

Jaroslav Ibehej, foto: ČT24Jaroslav Ibehej, foto: ČT24 La recompensa resulta en que descubrir mencionadas actividades se vuelve muy difícil, continúa Ibehej.

“El matrimonio puede ser contraído o en el territorio de la República Checa o en países extranjeros. Sin embargo, comprobar estas actividades y ponerlas en evidencia suele ser muy difícil sobre todo porque a estas mujeres no se les amenaza con ninguna violencia, es más, se les ofrecen remuneraciones considerables”.

La mayoría de los casos de matrimonios contraídos de esta manera se descubre gracias a la Policía de Inmigración. Desde enero de 2018 hasta finales de septiembre del mismo año fueron revelados 24 casos de intentos de gestionar los casamientos.

Los matrimonios entre un extranjero y una ciudadana checa quienes sostienen que comparten juntos un hogar suelen ser verificados en el momento en el que el hombre quiere solicitar la ciudadanía checa. La razón de los controles es que eso puede ser pretexto para perdonar cierta duración de la residencia permanente, que normalmente se requiere para otorgar la ciudadanía.

Según datos de la Oficina de Estadísticas Checa, el año pasado fueron registrados en la República Checa casi 5 000 matrimonios con un extranjero o una extranjera. En este sentido prevalecen los casamientos de mujeres checas con hombres extranjeros, los que fueron en total 2 654.