Construcción de viviendas cae un 30 por ciento el primer semestre de 2009

20-08-2009

El sector de la construcción es uno de los mayores perjudicados por la crisis en el país. La edificación de nuevas viviendas cayó un 30 por ciento el primer semestre de 2009 y, debido al bajo número de nuevos proyectos, las empresas constructoras se dedican a finalizar las obras iniciadas hace uno o dos años.

Durante el primer semestre de 2009 el sector de la construcción registró en la República Checa un descenso del 4,8 por ciento en el número de obras nuevas, en comparación con el mismo período del año pasado. En la edificación de nuevas viviendas la baja causada por la crisis es aún mayor y responde al 30 por ciento.

El analista de la compañía consultora King Sturge, Ondřej Nový, supone que la situación en el mercado de viviendas no mejorará en los próximos meses.

“Actualmente se construyen muy pocas viviendas, lo que se refleja en su limitada oferta. No se puede esperar que esto cambie en los próximos meses. Se han reducido los precios de los apartamentos, pero los ciudadanos no tienen la posibilidad de escoger entre decenas de nuevos pisos como hace uno o dos años atrás”.

Los economistas afirman que, en vista de la recesión en el sector de construcciones, el precio de la vivienda podría bajar en 2010 en hasta un 20 por ciento. Muchos ciudadanos que quieren adquirir un nuevo apartamento o casa prefieren esperar para ver cómo evolucionarán los precios de la vivienda.

Josef Vlášek, de la Oficina de Estadísticas Checa, recalcó que la falta de nuevos proyectos obligó a las empresas constructoras a acabar las construcciones iniciadas en años pasados.

„Gracias a la gran cantidad de proyectos sin terminar, las empresas de construcción tienen trabajo todavía, en especial en el sector de la vivienda. No obstante, todo tiene sus límites y también estas obras serán terminadas pronto”.

Los analistas prevén que en el futuro se puede esperar una mayor demanda de apartamentos y casas de vivienda de menor tamaño y, por tanto, más baratos. La experiencia de la crisis influirá indudablemente en muchos ciudadanos y éstos tratarán de reducir sus gastos también a la hora de adquirir un nuevo hogar, afirman los especialistas.

20-08-2009