Consiguen reproducir visones europeos en Chequia

10-07-2014

Cuatro cachorros de visón europeo han nacido en la República Checa por primera vez desde su desaparición del país en el siglo XIX. Los animales, criados en una estación de conservación mediambiental, permanecerán en cautividad para evitar la extinción de la especie.

El visón europeo, foto: ČTKEl visón europeo, foto: ČTK La madre se llama Nymfa, tiene cuatro años y procede de Estonia. El padre, Karel, es un año mayor y nació en el zoo de Děčín. Juntos han traído al mundo los primeros visones europeos que nacen en el país desde que en 1896 el último ejemplar checo muriera de un disparo en Jindřichův Hradec y su cuerpo disecado pasara a ingresar la colección del Museo Nacional.

Los cuatro cachorros de visón vinieron al mundo en la estación de conservación ambiental de Pavlov, y son el resultado de cuatro trabajosos años de intentos. El visón europeo se reproduce con dificultad en cautiverio y en ocasiones se da el caso que debido al estrés los padres matan a sus crías.

Foto: ČT24Foto: ČT24 De hecho los científicos de la estación han esperado un mes para confirmar que la madre se hace cargo sin problemas de los pequeños y hacer pública la noticia. Ahora los cuatro jóvenes visones crecen sin problemas, devorando diariamente unos 30 ratones y algún que otro pescado.

El objetivo no es reintroducirlos a los ríos y humedales del país, sino proseguir con su cría para salvaguardar a estos mustélidos de la extinción, de forma parecida a cómo ya se está haciendo en Estonia, explica Zbyšek Karafiát, director de la estación de Pavlov.

Zbyšek Karafiát, foto: ČT24Zbyšek Karafiát, foto: ČT24 “El mayor centro de protección de la especie se encuentra en Estonia, donde han preparado algunas islas para ello. Las limpiaron de visones americanos y en ellas crían ahora solo la especie europea”.

Precisamente el mencionado visón americano es el principal enemigo de su contrapartida europea. A mediados del siglo XX se establecieron en Europa granjas de visones con el objetivo de aprovechar sus pieles para la confección de abrigos. Para ello trajeron visones americanos, de mayor tamaño y más rentables. Rápidamente se produjeron fugas o incluso sueltas, al quebrar algunas granjas, y los visones exógenos pasaron a competir directamente con un mermado visón europeo que ya tenía problemas para sobrevivir a su intensiva caza y la progresiva contaminación de los ríos.

Poblaciones del visón europeo, fuente: ČT24Poblaciones del visón europeo, fuente: ČT24 Los visones americanos son más grandes, más fuertes, más oportunistas y se adaptan mejor a las alteraciones del medio. Asimismo parece que por su distinto ciclo de celo, se aparean a menudo con las hembras de la versión local, unas uniones estériles que sin embargo hace que nazcan menos visones europeos.

Actualmente se calcula que hay unos 30.000 visones europeos en el mundo, dos terceras partes de ellos en Rusia. También existen poblaciones aisladas en Bielorrusia, en el delta del Danubio, en el valle del Ebro y en el suroeste de Francia.

10-07-2014