Consejo de la TV no destituyó a director de televisión pública

09-01-2001

El Consejo de la Televisión no destituyó al polémico director de la Televisión Checa desacatando así la resolución de la Cámara de diputados. Todo parece indicar que los diputados están decididos a disolver el Consejo en su sesión del viernes.

La crisis continúa. Después de más de dos semanas de enfrentamientos entre los periodistas de la TV pública checa y el nuevo director, Jiri Hodac, el Consejo de la Televisión rechazó la resolución de la Cámara de diputados ahondando aún más las fricciones entre las partes en pugna.

Según explicara el presidente del Consejo, Miroslav Mares, el director de la TV pública no era el tema de la sesión de este lunes, al tiempo que otros miembros del órgano de control aseguraron que ni los diputados ni las multitudes en la calle les obligarían a cambiar de opinión.

En declaraciones a los medios de comunicación el Primer ministro, Milos Zeman, insistió en que las resoluciones de la Cámara de diputados deben respetarse.

"Si la Cámara de diputados recomienda al Consejo de la Televisión que aplique determinado procedimiento en busca de una solución a la crisis de la televisión pública, y la reacción del mismo es rechazar la recomendación hecha, los parlamentarios deberán tomar medidas al respecto en su sesión del próximo viernes," dijo el Primer Ministro Zeman.

Jana Dedecková, miembro del Consejo de la Televisión, recomendó este lunes a la Cámara de diputados "no inmiscuirse en asuntos que atañen exclusivamente al Consejo" y que entendía la intervención de los diputados como una clara muestra de presión política.

Por su parte, el líder del democristiano Partido Popular, Jan Kasal, calificó de insólito el comportamiento de los miembros del Consejo, por lo que recomendó su disolución.

"Resulta bastante extraño que el Consejo se defendió hasta el momento amparándose en las leyes, pero al final no respeta las decisiones de la Cámara de diputados. Me temo que la única solución que nos queda es disolver el Consejo, aunque creo que sería mejor que sus miembros dimitieran, porque no cumplen con sus obligaciones", insistió el líder democristiano.

Entretanto, los televidentes checos siguen teniendo diariamente dos Informativos, uno preparado por los periodistas en huelga, que permanecen en las instalaciones de la TV checa, y otro preparado por los fieles al nuevo director.

El nivel de los noticieros preparados por el equipo del director Hodac no responde a lo estipulado por la ley, ya que en muchos son unilaterales y carentes de objetividad, hecho que han reconocido varios miembros del Consejo de la Televisión.

El actor Jan Kraus, portavoz de la Iniciativa Cívica Televisión Checa - Cuestión Pública, exhortó al Consejo a acatar la resolución de la Cámara de diputados, porque de lo contrario serán los responsables de todas las consecuencias que deriven de la crisis.

09-01-2001