Conseguir el permiso de residencia será más difícil

27-04-2007

La Cámara de Diputados aprobó en primera sesión la enmienda a la ley que supone hacer más rigurosas las reglas con respecto al otorgamiento del permiso de residencia permanente en la República Checa. El proyecto, sin embargo, incluye algunos puntos problemáticos.

En 1992 entró en vigor la ley que supone que los extranjeros casados con ciudadanos checos reciben de inmediato el permiso de residencia permanente en este país al igual que un extranjero que reconozca la paternidad del hijo de una checa. De otra forma, el período necesario para alcanzar el permiso de residencia es de cinco años.

El Gobierno propone hoy día que el extranjero obtenga el derecho de recibir el permiso de residencia dos años después de efectuarse la boda evitando así el abuso de ese sistema.

El Ministerio del Interior reacciona al hecho de que numerosos intermediarios ofrecen a las mujeres del país aproximadamente 700 euros por contraer un matrimonio fingido con un extranjero y la mitad de dicha suma por declarar a un extranjero como padre de su hijo. El Ministerio del Interior estima que el año pasado cerca de mil personas hayan abusado de esta forma el sistema de concesión de permiso de residencia.

Foto: Comisión EuropeaFoto: Comisión Europea No obstante, el diputado por el Partido de los Verdes, Ondrej Liska, señala que la enmienda tiene algunos puntos débiles.

"La enmienda a la ley de esta forma considera automáticamente todos los matrimonios contraídos con extranjeros como fingidos. Hasta la fecha, la policía investigaba por su propia iniciativa matrimonios sospechosos de ese tipo. Pero en caso de que sea aprobado el proyecto definitivamente, todos los extranjeros que se casen con un ciudadano checo tendrían que comprobar que no están fingiendo las nupcias para recibir el permiso de residencia".

Debido al mismo motivo también varias organizaciones no gubernamentales, entre otras Amnistía Internacional y Caridad Checa, protestan contra la enmienda a la ley afirmando que es necesario castigar a los que abusen del sistema y no crear obstáculos a los extranjeros que deseen casarse en este país sin tener malas intenciones.

Según datos estadísticos, los checos contraen con los extranjeros anualmente cuatro mil quinientos matrimonios; esa cifra representa el diez por ciento del número total de los matrimonios realizados cada año en este país.

27-04-2007