Confirman en Turquía la condena para checos acusados de terrorismo

La Corte Suprema de Justicia de Ankara confirmó la sentencia de 75 meses de prisión para una pareja de checos detenida en Turquía supuestamente por terrorismo.

Markéta Všelichová, Miroslav Farkas, foto: Sirnak Police, Mete SohtaoğluMarkéta Všelichová, Miroslav Farkas, foto: Sirnak Police, Mete Sohtaoğlu Markéta Všelichová y Miroslav Farkas fueron detenidos en la frontera turca con Iraq el 13 de noviembre de 2016. Durante un control de las fuerzas de seguridad turcas, fueron descubiertos en su equipaje materiales propagandísticos y fotografías que supuestamente testimoniaban de su colaboración con las milicias kurdas YPG, consideradas en Turquía como una organización terrorista.

Independientemente de que la pareja insistió en que no eran terroristas sino que querían organizar la construcción de un hospital en Siria en los territorios bajo control de las unidades kurdas, en agosto de 2017 fueron condenados por los Tribunales de Turquía a seis años y tres meses de prisión por terrorismo. Pero la pena pudo haber sido de hasta 15 años de cárcel, según lo exigido por la Fiscalía.

La sentencia ha sido confirmada ahora por la Corte Suprema de Justicia de Ankara y los dos checos permanecerán en prisión en la ciudad de Van, al este de Turquía, debido a que no existe la posibilidad de otro recurso de amparo en el sistema judicial turco.

La República Checa analizará el asunto y evaluará los eventuales pasos a adoptar, recalcó el primer ministro, Andrej Babiš, después de conocer las últimas informaciones sobre el caso.

”Esperaré el regreso a Praga del vice primer ministro, Jan Hamáček, quien encabeza el Ministerio de Relaciones Exteriores y de seguro trataremos de intervenir en este caso a través de determinados canales. Pero en estos momentos no puedo decir con precisión qué pasos vamos a adoptar”.

De acuerdo con la portavoz del Ministerio de RR.EE. checo, Irena Valentová, los dos checos se encuentran en buen estado físico y sus familias están en contacto con la cónsul checa en Ankara.

Milicias kurdas YPG, foto: Voice of America / Public DomainMilicias kurdas YPG, foto: Voice of America / Public Domain Mientras tanto, el vice ministro para Asuntos Consulares y Jurídicos, Martin Smolek, pidió mantener negociaciones sobre el caso con representantes de los ministerios de Justicia y del Exterior de Turquía. Všelichová y Farkas pueden dirigir todavía una solicitud de ayuda al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, con sede en Estrasburgo.

Las autoridades checas siguen el desarrollo del asunto desde el propio comienzo y varias veces intervinieron a favor de la pareja de checos en Turquía. El ex ministro de Relaciones Exteriores, Lubomír Zaorálek, visitó a finales de 2016 Turquía y durante las negociaciones con representantes oficiales de ese país planteó el tema de los checos detenidos por supuesto terrorismo.

También la Embajada checa brindó su ayuda y está en contacto permanente con los condenados. No obstante, según sostienen fuentes diplomáticas checas, es imposible predecir ahora si se logrará acordar con la parte turca al menos que la pareja cumpla la condena en la República Checa.