Condoleezza Rice firma en Praga acuerdo sobre construcción del radar

08-07-2008

La secretaria de Estado de EE.UU., Condoleezza Rice, firmó este martes en Praga con su homólogo checo, Karel Schwarzenberg, el acuerdo sobre la instalación de una estación de radares en territorio checo que formaría parte del escudo antimisiles estadounidense en Europa.

Condoleezza Rice y Karel Schwarzenberg (Foto: CTK)Condoleezza Rice y Karel Schwarzenberg (Foto: CTK) A pesar de que ambos cancilleres firmaron el documento, ello no asegura la construcción en territorio checo de la base de radares. El proyecto debe ser ratificado aún por el Parlamento y el presidente del país. El ministro de RR.EE. checo, Karel Schwarzenberg, está convencido de que los parlamentarios apoyarán el proyecto y destacó la importancia de la creación del escudo antimisiles en Europa.

“Es un gran paso adelante hacia la seguridad europea y noratlántica, aunque se trata sólo de un eslabón en una larga cadena de decisiones y preparativos para el futuro”.

Lubomír ZaorálekLubomír Zaorálek El radar debe formar parte del sistema antimisiles, cuyo segundo componente, una base de misiles, sería desplegado en Polonia. Sin embargo, Washington y Varsovia aún no han llegado a un acuerdo. Ésa es otra de las razones por las que la oposición checa critica el proyecto y califica la firma del acuerdo como prematura, según dijo el diputado socialdemócrata Lubomír Zaorálek.

“En vista de la complicada situación en Polonia y tomando en cuenta que no sabemos si la mayoría de los parlamentarios checos apoyarán el sistema, creo que no es el momento oportuno para que Condoleezza Rice llegue aquí y firme un documento que no ha sido ratificado por este país”.

La República Checa y EE.UU., además, aún no han detallado el contrato que debe establecer condiciones legales para la estadía de militares estadounidenses en territorio checo. Se supone que la ministra de Defensa checa, Vlasta Parkanová, podría firmar el acuerdo SOFA en su visita a EE.UU. planificada para mediados de julio.

El Gobierno sigue esforzándose por llevar a cabo el proyecto de construcción de la base antimisiles, a pesar de que en los últimos sondeos de opinión pública casi el 70 por ciento de la población se expresó en contra de la presencia militar estadounidense en la República Checa.

08-07-2008