Con varias novedades comenzó el nuevo año escolar

03-09-2012

Alrededor de 1.200.000 alumnos de la enseñanza básica y media, entre ellos más de 100.000 del primer año de primaria, asistieron este lunes a las clases, dando comienzo el nuevo año escolar. A los alumnos les esperan varios cambios, mientras que los directores de las escuelas enfrentan la insuficiencia de finanzas.

Foto: CTKFoto: CTK Con el nuevo año escolar, por primera vez en la historia del país en una de las escuelas básicas de Praga fue introducido el uniforme para los alumnos del primer año de primaria. Los colegios pueden reducir las pausas de recreo de diez a cinco minutos y prolongar a seis horas, de las actuales cinco, las clases en primaria, lo que permite una directiva del Ministerio de Educación. Esto puede beneficiar especialmente a las escuelas en los pueblos más pequeños, cuyos alumnos son de lugares más apartados.

En algunas escuelas se introduce el nuevo tipo de caligrafía, Comenia Script, que pretende simplificar a los alumnos el aprendizaje de la escritura.

En su discurso con motivo del nuevo año escolar, el ministro de Educación, Petr Fiala recalcó que lo fundamental sigue siendo el nivel de la enseñanza.

Petr Fiala, foto: ČTKPetr Fiala, foto: ČTK ”Con frecuencia se habla de las escuelas. Pero a veces se olvida lo esencial, que es el significado de los conocimientos que los alumnos obtienen en estos establecimientos. La escuela no existe para que los niños tengan donde ir, los padres tengan donde llevarlos y los educadores tengan donde trabajar. Las escuelas son un lugar donde por un lado se transmiten y por el otro se perciben los conocimientos, donde se educa. Una sociedad inteligente considera esa meta de gran valor, como algo que enriquece al hombre, que lo transforma y le permite entender mejor el mundo y orientarse en él”.

Fiala admitió que la política de recortes del Gobierno puede traer ciertas dificultades al sector educativo. Fue necesario cerrar algunas escuelas y enviar a sus alumnos a otros centros. Fue anulada igualmente la subvención de 32 euros para la compra de utensilios escolares para cada menor que entra al primer año de primaria.

El ministro de Educación afirmó que desearía que tanto los educadores como los alumnos y los padres tengan más paciencia y entiendan que no todo se logra de la noche a la mañana. Que conciban la escuela como un lugar de justicia, confianza, alegría y entendimiento mutuo.

”El proceso educativo no es fácil. Está acompañado de muchos esfuerzos, tanto de parte de los profesores como de los alumnos. Un antiguo proverbio dice que la persona que no se esfuerza no puede esperar un buen porvenir. En las escuelas debe haber un determinado orden, seguridad y autoridad, que faciliten encontrar el camino al conocimiento”.

Independientemente de que el ministro Fiala prometió que la situación en el sector irá mejorando y que hará lo posible para poder aumentar los sueldos a los educadores, los sindicatos del sector insisten en que la situación es insostenible. Los recortes del Gobierno afectan seriamente la enseñanza y en tales condiciones, según los sindicalistas, difícilmente se logrará mejorar el nivel de la educación. En vista de ello, los sindicatos preparan una serie de protestas para este mes de septiembre.

03-09-2012