Con ocho años de edad conquista al público con canciones de tabernas

20-02-2002

A primera vista, Robert Papousek, de ocho años de edad, es un niño común y corriente. Va a la escuela, monta en bicicleta, cuida de su conejo y le encantan las historias de vampiros. Lo único en lo que difiere de los demás niños de su edad es que viaja con una banda musical dando conciertos por todo el país.

Desde los cuatro años, el pequeño Robert canta con la banda musical checa "Slapeto" que interpreta viejas canciones que formaban el colorido de las típicas cervecerías praguenses. Escuchando estas canciones, acompañadas por un melodioso acordeón, podemos evocar las postrimerías del siglo 19 cuando todavía no circulaban automóviles y la vida transcurría a ritmo tan lento como fluyen las aguas del río Moldava.

El nombre del grupo podría traducirse al español como "Todo va bien y al ritmo regular", y es cierto, a Robert, todo le va bien. Desde el año pasado actúa como vocalista de la banda y en noviembre grabó su primer álbum "Un poquito de suerte".

A parte de los grandes éxitos de "Slapeto", como "Donde está mi mamá", en el álbum aparecen canciones nuevas adecuadas para el pequeño gran cantante Robert Papousek.