Con 32 casos de coronavirus confirmados, Chequia suspende las visitas a los hospitales

09-03-2020

La República Checa aprueba nuevas medidas para evitar la expansión del nuevo coronavirus en el país. El Consejo de Seguridad del Estado decidió este lunes suspender las visitas a los hospitales e inició controles en los pasos fronterizos.

Foto ilustrativa: Jan Ptáček, ČRoFoto ilustrativa: Jan Ptáček, ČRo Respondiendo a una recomendación del ministro de Salud Adam Vojtěch, el Consejo de Seguridad del Estado decidió suspender a partir de este martes las visitas a los hospitales y casas para ancianos para evitar la expansión del coronavirus.

La prohibición no se aplicará a hospitales y clínicas de maternidad, establecimientos para niños y hospicios.

Foto ilustrativa: Filip Jandourek, ČRoFoto ilustrativa: Filip Jandourek, ČRo Durante un encuentro con la prensa después de la sesión del Consejo de Seguridad, el primer ministro Andrej Babiš dijo que los ciudadanos checos deben informarse antes de viajar a los países con riesgo de contagio de coronavirus.

“Tomando en cuenta la velocidad con la que se expande el coronavirus en Europa, recomendamos a nuestros ciudadanos que se lo piensen muy bien antes de viajar a los países de alto riesgo. En el sitio internet del Ministerio de Salud encontrarán información sobre el desarrollo de la situación en los países de mayor riesgo”.

El jefe del Gobierno dijo que lo mismo rige para los funcionarios públicos que tenían planeados viajes de servicio.

“En una sesión del Gobierno analizaremos los viajes de servicio al exterior de los funcionarios del Estado. Creo que todos coincidimos en la necesidad de prohibir dichos viajes. En caso de excepciones, éstas deberán ser aprobadas por los ministros de las diferentes carteras”.

Foto: ČTK/AP/Claudio FurlanFoto: ČTK/AP/Claudio Furlan También fueron aprobados los controles aleatorios a partir de este lunes de los pasajeros de automóviles que atraviesen algunos de los 10 principales cruces fronterizos con Alemania y Austria. La medida responde al regreso masivo de checos que habían viajado a los centros de invierno de Italia por las vacaciones escolares de sus hijos.

Todos los ciudadanos checos, así como los extranjeros con residencia permanente o temporal, que regresen al país procedentes de Italia tienen la obligación de guardar 14 días de cuarentena domiciliaria, según determinó el Consejo de Seguridad del Estado. En caso de no acatar la directriz pueden recibir una multa de hasta unos 120 000 euros.

En caso de sentirse mal deben comunicarse con su médico de cabecera a la distancia, ya sea por teléfono o vía correo electrónico, y acatar las instrucciones del facultativo.

El Ministerio del Interior anunció que unos 100 policías, bomberos y aduaneros se encargarán de los controles en los pasos fronterizos, al tiempo que han sido confeccionados cerca de cinco millones de folletos con instrucciones sobre la prevención del coronavirus que recibirán los ciudadanos en sus buzones de correo.

09-03-2020