“Comparto un código cercano con el público checo”

13-06-2011

Qué significado esconden los objetos pequeños y cuál es su magia. A estas y otras preguntas quiere responder la obra ‘Miniatura’, que está presentando la bailarina española Roser López Espinosa, en el marco del festival Baile Praga.

Foto: Ricarde SalasFoto: Ricarde Salas “Todo lo pequeño contiene cierta magia’’. Con esta premisa parte el proyecto de la catalana Roser López Espinosa, quien presenta su obra ‘Miniatura’ en el Teatro Ponec de la capital checa, con dos funciones, el domingo y este lunes.

Según ella, lo importante en la vida es observar los elementos con detalle para encontrar su esencia. Algo que Roser López resume muy bien con su obra ‘Miniatura’.

“Miniatura nace de la fascinación por las cosas pequeñas. Siempre me ha fascinado esa esencia que guarda todo lo pequeño. Al fin y al cabo, la buena mermelada está en bote pequeño, ¿no? Entonces a raíz de ahí y de la idea de la fascinación por los detalles me apeteció hacer una pieza que pusiese como protagonista todo aquello que normalmente queda como fondo o en segundo término, e investigar un poco e ir al fondo de la magia que siempre guarda todo el detalle’’.

Respecto a la manera de poner en escena todos estos elementos, Roser López añade que decidió buscar el juego que esconde lo pequeño y modificable.

“Es un juego. Entonces presentamos todos los elementos: dos bailarinas, material de danza, un vocabulario, unos movimientos, unas imágenes en video, una música hecha de pequeñas notas y el espacio. Cada escena trabaja un poco distintas maneras de cómo podemos manipular. Cambiar, variar, modificar unos movimientos que van variando poquito a poco pero vas viendo que se repiten y cambian. O los ves grandes y después pequeños. La manipulación de las imágenes a través de la perspectiva. Pequeños juegos. Es todo como muy minúsculo así que está todo como muy desnudo así que no hay trampa ni cartón, está todo expuesto delante del público y es cuestión de fijarse en los pequeños detalles. Y ahí se va como engranando una cosa con la otra. Es como un pequeño mecanismo’’.

Foto: YoannamFoto: Yoannam Y en cuanto a la sensación que tiene cuando presenta su trabajo al público checo, Roser dice que es como sentirse en casa.

“Sí, en 2007 el festival Baile Praga programó una obra mía, ‘The Lizard’s Skin’. Un solo con el que gané el primer premio del certamen de 11 Más Danza en las Islas Canarias, España. Y fue una experiencia muy bonita, porque sentí al público checo muy cercano. Muy cercano en mi trabajo y en mi manera de entender la danza. Bueno esto lo notas cuando una pieza te toca de alguna manera como bailarín o como creador y piensas: ‘en este punto me apetecía poner un poco de humor, de suspense o de flirteo’, y notas que el público te responde. Entonces piensas: ‘tenemos un código cercano’. En ese caso fue como sentirme en casa”.

La obra ‘Miniatura’ se ha presentado ya en distintos países europeos como Holanda, España y Eslovenia. Y después de la última actuación que el Teatro Ponec de Praga acogerá este lunes, continuará con su gira en Ámsterdam.

13-06-2011