Comienza última gran fase de levantamiento de restricciones

22-05-2020

Chequia se prepara para otra gran fase de levantamiento de las medidas restrictivas por coronavirus. Esta está prevista para el próximo lunes 25 de mayo, sin embargo seguirán vigentes las normas de protección e higiene.

Foto: ČTK/Josef VostárekFoto: ČTK/Josef Vostárek La nueva gran fase de suspensión de las medidas adoptadas para hacer frente a la propagación de la enfermedad COVID-19 en Chequia cuenta con la reapertura de los interiores de los restaurantes y cafeterías, castillos y palacios, de las áreas bajo techo de los jardines zoológicos y botánicos, así como por ejemplo de las piscinas públicas. Todo a partir del próximo lunes, siempre y cuando los ciudadanos sigan respetando la obligación de las mascarillas faciales y de otras normas de higiene en lugares cerrados.

Tomáš Prouza, foto: ana Přinosilová, ČRoTomáš Prouza, foto: ana Přinosilová, ČRo Los restaurantes y comedores se reabrirán también en los grandes centros comerciales y será posible quitarse en ellos las mascarillas por el tiempo necesario para la comida. El presidente de la Unión de Comercio y Turismo, Tomáš Prouza, espera que esta fase ayude a la paulatina recuperación del sector comercial y de servicios.

”Así es, porque últimamente, con la reapertura parcial de los centros comerciales, los ingresos de los comerciantes fueron mucho menores de lo acostumbrado. El número de clientes de la mayoría de estos centros fue entre el 60% y el 80% del estado normal. Consideramos que en gran medida muchas personas siguieron sin ir a estos lugares por la imposibilidad de tomarse allí un café o comprar comida”.

Después de una pausa de más de dos meses se abrirán los parvularios y las escuelas de enseñanza básica y las de arte. No obstante, funcionarán en un régimen reducido a fin de proteger al máximo la salud de los niños y de sus maestros. Esto quiere decir que solo un número limitado de niños podrá regresar a las aulas. Los padres de los menores son los que deciden si quieren o no enviar a sus hijos al colegio.

Foto: ČTK / Miroslav ChaloupkaFoto: ČTK / Miroslav Chaloupka A partir del próximo lunes también se podrá visitar a parientes hospitalizados o a los que viven en los hogares para ancianos. A estos últimos podrán venir de visita sólo dos personas por anciano. Los clientes desean impacientes ver a sus seres queridos después de largos meses, como lo confirma Květoslava Lachnytová, cliente de la casa para ancianos en la localidad de Červenka, en la región morava de Olomouc.

”A mi familia no la he visto desde enero. Ahora vendrán el lunes, inmediatamente después de reabrirse este establecimiento a los visitantes. Estoy muy impaciente por volver a verlos”.

El interés de las personas por volver a ver a sus parientes en los hogares para ancianos fue tal que en muchos casos fue necesario establecer un régimen de visitas, para que no llegaran todos en un mismo momento.

A su vez, no en todos los hospitales será posible visitar a parientes enfermos desde el mismo lunes. Esto se debe a que algunos hospitales no alcanzaron a preparar las condiciones de higiene necesarias para las visitas, prescritas por el Ministerio de Salud. Así por ejemplo, permanecerá cerrado a las visitas por unos días más el Hospital Universitario y el Hospital de Santa Anna en la ciudad de Brno y el Hospital General Universitario de Praga, como sostiene la portavoz de este último, Marie Heřmánková.

Foto: ČTK / Šálek Václav Miroslav ChaloupkaFoto: ČTK / Šálek Václav Miroslav Chaloupka ”Primero debemos verificar si somos capaces de garantizar las medidas de higiene requeridas en todos los cuartos. También hay que asegurar la requerida distancia entre los visitantes de los diferentes pacientes. Esto vale para los cuartos con más pacientes. Se está viendo la posibilidad de instalar allí al menos cortinas entre las camas de los pacientes”.

Gracias al desarrollo positivo de la situación epidemiológica en la República Checa, a partir del próximo lunes se podrán organizar actividades culturales y deportivas con participación de un máximo de 300 personas, mientras que hasta el momento el máximo era de 100 personas.

Según precisó el ministro de Salud, Adam Vojtěch, independientemente del paulatino levantamiento de las restricciones por coronavirus, seguirá siendo necesario respetar la obligación de usar las mascarillas faciales o respiradores para viajar en el transporte público y al entrar en lugares públicos cerrados. En los exteriores habrá que usarlos si las personas se encuentran a una distancia de menos de dos metros y no son miembros de una misma familia.

22-05-2020