Comienza la guerra entre Ferrocarriles Checos y Regiojet

30-09-2011

Pocos días después de que los trenes amarillos de Regiojet empezaran a correr por las vías del país con una oferta muy atractiva para los viajeros, Ferrocarriles Checos contraataca. La empresa estatal reduce sus precios exclusivamente en los destinos en los que ha empezado a operar la competencia.

Foto: Student AgencyFoto: Student Agency Ferrocarriles Checos anunció este lunes, al iniciarse el servicio de Regiojet en la línea Praga-Ostrava-Havířov, que no tirarían la toalla. Su reacción no se ha hecho esperar y el nuevo paquete promocional que ofrecen trae precios rebajados en una tercera parte, por ejemplo de Praga a Ostrava, que ahora sale por unos 12 euros, en vez de los 16 habituales. También se reducen los precios para destinos como Brno, Zlín o Hradec Králové.

Si Ferrocarriles Checos negó que sus planes de introducir azafatas en los vagones que ofrezcan bebidas y prensa a los pasajeros se debía a la llegada de la competencia, ahora admite abiertamente que la guerra de precios es legítima. Así lo explica Radek Joklík, portavoz de la compañía estatal.

Radek JoklíkRadek Joklík “Está claro que nosotros hemos tenido que reaccionar ante la llegada de la concurrencia y la oferta que han lanzado. Es normal. Nuestro objetivo es mantener a nuestros clientes para no perder ingresos”.

En definitiva, a partir de ahora, los clientes que tienen la ‘In-karta’, el abono de Ferrocarriles Checos, podrán viajar un poco más barato a los destinos donde llega Regiojet. Y eso no solo a las estaciones donde paran los trenes amarillos, sino también en combinación con los autobuses de Student Agency.

Quienes no tengan dicho abono lo harán al mismo precio prácticamente con los dos transportistas. Además los billetes en esa línea en Ferrocarriles Checos ya no serán más o menos baratos dependiendo de la antelación con la que se reserven, ganando el cliente en comodidad.

Todas estas acciones son consideradas por Regiojet como ilegales ya que incurren en competencia desleal, según denuncia Aleš Ondrůj, portavoz de la empresa.

“Es exactamente la situación que la Agencia Antimonopolio consideró en su día como inaceptable: un monopolista que, no obstante de estar en pérdidas, decide bajar precios hasta ni siquiera cubrir gastos. Nosotros por supuesto vamos a tomar acciones legales para impedir que esto suceda”.

Regiojet es la tercera empresa que intenta romper el monopolio de Ferrocarriles Checos, pero el primero en conseguirlo. En lo últimos cinco años fracasaron otros proyectos como el Expreso Praga-Ostrava o el Euronight Praga-Košice.

30-09-2011