Coalición gubernamental busca solución a la actual crisis

21-02-2005

La crisis del Gobierno de coalición checo se agudiza, ya que el democristiano Partido Popular y la Socialdemocracia no coinciden en la forma de su solución.

Primer ministro, Stanislav Gross (Foto: CTK)Primer ministro, Stanislav Gross (Foto: CTK) La crisis gubernamental surgió a raíz del escándalo en torno a la incapacidad del primer ministro, Stanislav Gross, de explicar el origen de unos 30 mil euros que utilizó para la adquisición de un apartamento de lujo y a las actividades comerciales poco transparentes de su esposa. El sábado pasado, el democristiano Partido Popular exhortó al primer ministro a dimitir, responsabilizándole de haber dañado el prestigio y la fiabilidad de la República Checa en el exterior.

El primer ministro, Stanislav Gross, quien cuenta con el respaldo de la Socialdemocracia, acusó a los demócrata-cristianos de violar los acuerdos de coalición.

"Los acuerdos de coalición estipulan que el primer ministro es nominado por la Socialdemocracia. La solicitud del democristiano Partido Popular para mi dimisión es una clara violación de esos acuerdos", señaló Stanislav Gross.

Gross se reunió el domingo con el presidente Václav Klaus, exponiéndole la postura de su partido frente a la crisis. La Socialdemocracia estaría dispuesta a formar un Gobierno sin el democristiano Partido Popular en caso de que ese partido siga rechazando al primer ministro, informó Gross.

Presidente del democristiano Partido Popular, Miroslav Kalousek (Foto: CTK)Presidente del democristiano Partido Popular, Miroslav Kalousek (Foto: CTK) El presidente del democristiano Partido Popular, Miroslav Kalousek, señaló por su parte, que su formación política está interesada en seguir integrando la coalición gubernamental y recordó que la actual crisis se debe a los procedimientos inoportunos del primer ministro y de su familia y no es un problema de los demócrata-cristianos.

"Nosotros respetamos el derecho de los socialdemócratas a nombrar al primer ministro. Pero rechazamos que el cargo lo desempeñe una persona que perdió su prestigio", sostuvo Miroslav Kalousek.

Los observadores estiman que el destino del gobierno de Stanislav Gross se decidirá en la reunión de este miércoles de los líderes de los partidos de coalición.

21-02-2005