Ciudadanos de Jince dijeron "no" al radar estadounidense

05-02-2007

Centenares de personas se reunieron en la aldea de Jince para protestar contra la eventual instalación en la zona de una estación de radares estadounidense.

Foto: CTKFoto: CTK Washington tiene interés en instalar una estación de radares en la República Checa como parte su escudo antimisiles en Europa. Como lugar más apropiado fue elegido el polígono militar de Jince, Bohemia Central.

No obstante, los ciudadanos del lugar local no están conformes con la idea. Este sábado se reunieron en Jince centenares de personas para exigir la convocatoria de un referéndum sobre la construcción y expresar su temor, ya que estiman que el sistema de radar perjudique la seguridad y el medio ambiente de la región y de toda la República Checa. Los representantes de la organización "No a las Bases" insistieron en que la construcción podría tener consecuencias internacionales y militares negativas.

Esta postura la comparte el vicepresidente de la Cámara Baja, Lubomír Zaorálek.

Foto: CTKFoto: CTK "La instalación de nuevos sistemas militares en Europa desembocaría, sin duda, en una escalada de tensiones en el escenario internacional. Apruebo los argumentos por los que la República Checa tiene que cumplir los compromisos como miembro de la OTAN. Sin embargo, en este caso se trata de un paso unilateral de EE.UU. cuyo objetivo es fortalecer su propia capacidad de defensa".

Los manifestantes reunidos en Jince criticaron al Gobierno por no proporcionar a la ciudadanía suficientes informaciones respecto al proyecto. Los alcaldes de la región se reunieron la semana pasada con representantes gubernamentales checos y el embajador de EE.UU. en la República Checa, Richard Graber. "A nuestras preguntas sobre la capacidad del radar, sus dimensiones, etc. nos respondieron sólo que todos sus parámetros están en armonía con la normas de la Unión Europea y de la República Checa", explicó el alcalde de Jince, Josef Hála.

El tema de la eventual instalación de una estación de radares de EE.UU. en el territorio checo divide el escenario político checo. Mientras que el opositor Partido Socialdemócrata y los comunistas están en su contra, el Partido Cívico Democrático y los Demócrata Cristianos lo apoyan.

05-02-2007