Cientos de checos olvidan dinero en los cajeros automáticos

Cada mes cientos de checos olvidan dinero en los cajeros automáticos. La cantidad total de billetes olvidados equivale a miles de euros al año.

Foto ilustrativa: Lenka ŽižkováFoto ilustrativa: Lenka Žižková Los bancos checos tienen que resolver cientos de casos cada mes en los que las personas olvidan billetes en los cajeros automáticos al sacar efectivo. Y no se trata de cantidades pequeñas. En total los checos dejan miles de euros en los cajeros al año. La cantidad más alta que alguien se olvidó al sacar del cajero fue de unos 1,100 euros.

Solo en el mes de agosto, los clientes del banco UniCredit Bank dejaron más de 7,700 euros en los cajeros automáticos. Según el portavoz del banco, Petr Plocek, la cantidad promedio de dinero olvidado aumentó en un 10% desde el año pasado.

“En promedio son unos 150 euros por retiro. No obstante, nuestros clientes olvidadizos no tienen que preocuparse. En caso de no retirar el efectivo en unos 30 segundos, el dinero será devuelto al cajero y depositado de nuevo en la cuenta del cliente”.

Foto ilustrativa: Lenka ŽižkováFoto ilustrativa: Lenka Žižková Sin embargo, muchos de los cajeros automáticos no tienen la función de devolver el dinero. Los billetes a menudo permanecen en el espacio destinado para sacar efectivo.

Jakub Švestka, vocero del banco Moneta Money Bank, destaca que en el 50% de los casos el dinero es devuelto a los clientes.

“Logramos devolverle el dinero a nuestros clientes en casi la mitad de los casos anunciados. Lo importante es si alguien halla el efectivo y se lo comunica al banco o a la Policía. En estos casos somos capaces de depositar el dinero en la cuenta del cliente en unos días”.

Este año Moneta Money Bank ha registrado cerca de 500 casos de billetes olvidados, con un valor total de unos 40,000 euros. Según una encuesta realizada por el banco, la mayoría de las personas que se olvidan el efectivo viene de las ciudades grandes como Praga y Brno. Los hombres son supuestamente menos atentos que las mujeres.

En caso de encontrar dinero en un cajero automático es obligatorio entregarlo, de ser posible a una sucursal del banco a la que el cajero pertenece. El banco debe retener la suma en una cuenta especial hasta que se verifique la identidad del cliente.

Si una persona desconocida no entrega el dinero, los clientes pueden dirigirse directamente a la Policía. Los cajeros automáticos están equipados con cámaras, lo que facilita la identificación del perpetrador.

La penalidad normal por el robo es una multa, pero el responsable puede pasar hasta un año en la cárcel. En caso de que haya robado más de 200 euros, se trata de un delito criminal.