Científicos checos inventan un nuevo método contra los problemas de córnea

11-11-2015

Un nuevo tratamiento basado en la reimplantación de células madre se ha convertido en la gran esperanza para los pacientes con problemas de córnea. El método, inventado por científicos checos, ha dado buenos resultados en animales experimentales, ahora toca confirmarlo en ensayos clínicos.

Vladimír Holáñ, foto: ČT24Vladimír Holáñ, foto: ČT24 Las células madre podrían en el futuro ayudar a curar la córnea humana en caso de que fallen los tratamientos habituales aplicados hasta la fecha. El nuevo método incluso debería ser capaz de impedir la ceguera, inevitable en algunos casos.

Tres maneras de curación

De hecho existen tres posibilidades de cómo realizar la intervención, según precisó Vladimír Holáñ, jefe del equipo investigativo del Instituto de la Medicina Experimental.

“Podemos extraer las células del borde del ojo, donde habitan, reproducirlas en el cultivo tisular y, en portadores de nanofibras, volver a implantarlas en el ojo dañado. Las células migran de la nanofibra al ojo e inician el proceso de curación”, dijo.

En caso de que está dañado solo un ojo, es posible tomar las células madre del ojo sano. Si están dañados los dos ojos, hay que conseguirlas de un donante. Tras tal intervención es necesaria una fuerte inmunosupresión para prevenir el rechazo por parte del organismo. La tercera posibilidad es la más moderna, agregó el experto.

“La última posibilidad cuenta con obtener otro tipo de células madre del paciente con ojos dañados. Por ejemplo, de la médula ósea o del tejido adiposo. Somos capaces de recultivar y controlar estas células, para que se diferencien de las células oftálmicas, y transmitirlas al ojo donde participarán en la curación”, subrayó.

El proceso de curación tarda un mes

Las células, tanto de ratones y de conejos como humanas, se cultivan en la incubadora en un ambiente con medios nutritivos a una temperatura de 37°C.

Foto ilustrativa: Petr Kološ, Radiodifusión ChecaFoto ilustrativa: Petr Kološ, Radiodifusión Checa Al paciente se le aplican por medio de un tejido especial de nanofibras, que se deja colocado durante varios días en el ojo del paciente.

“El proceso de extraer las células madre del paciente, reproducirlas y devolverlas a su ojo tarda aproximadamente un mes”, indicó Holáñ. Su equipo ahora está esperando recibir el visto bueno del Instituto Estatal para el Control de Medicamentos para poder iniciar los ensayos clínicos de pacientes con córnea dañada.

Se calcula que el nuevo tratamiento podría ser aprobado dentro de unos años.

11-11-2015