Choque entre tren de alta velocidad y camión deja tres muertos y 17 heridos

23-07-2015

El accidente ferroviario más grave de la República Checa en los últimos siete años ha dejado de momento tres víctimas mortales y 17 heridos graves. Un tren de alta velocidad Pendolino chocó contra un camión que había entrado en el paso a nivel con el semáforo en rojo.

Foto: ČTKFoto: ČTK La localidad checa de Studénka, cerca de la frontera polaca, parece estar maldita para el tráfico ferroviario. En 2008 fallecieron allí ocho personas al chocar un tren contra el fragmento de un puente que había caído a la vía. Este martes tuvo lugar en la misma localidad otra tragedia. Un tren de alta velocidad Pendolino chocó en un paso a nivel contra un camión que obstaculizaba la vía.

El impacto fue tan fuerte que partes del vehículo fueron encontradas a 200 metros del siniestro y el convoy no frenó hasta dos kilómetros más adelante. El accidente dejó tres muertos entre los pasajeros. Uno falleció en el momento del choque, otro mientras era atendido por los equipos de rescate y el tercero sucumbió a las heridas esa misma noche en el hospital de Ostrava. Otras 17 personas resultaron heridas, tres de ellas de especial gravedad, entre ellos el maquinista del tren, que ha perdido las dos piernas.

Foto: ČTKFoto: ČTK La catástrofe se dio cuando, tal como captaron las cámaras de tráfico, el camión entró en el paso a nivel con el semáforo en rojo. Cuando bajaron las barreras, el conductor, en lugar de acelerar y romper una de ellas para salir, escapó de la cabina y echó a correr. La responsabilidad del camionero, un polaco de unos cincuenta años, parece clara, según declaró Radim Witta, de la dirección regional de la Policía en Moravia-Silesia.

“Después de valorar todos los materiales de los que disponemos, opinamos que el conductor del camión debería ser inculpado y nos preparamos para iniciar una persecución penal”.

Foto: ČTKFoto: ČTK Los costes económicos del accidente ascienden a unos seis millones de euros, de los que cinco millones y medio se corresponden con el valor del Pendolino, que se encuentra ahora siendo revisado y del que todavía no se sabe si podrá ser reparado. El tren era uno de los siete de su clase que posee la República Checa y por su ausencia la línea que comunica Praga con la ciudad eslovaca de Košice será efectuada ahora por un tren convencional.

Los accidentes en los pasos a nivel siguen sin reducirse en la República Checa. El año pasado se produjeron 180 accidentes de este tipo y murieron 43 personas. La causa en la gran mayoría de los casos fue la temeridad de los conductores o su falta de atención.

23-07-2015