Chequia y Francia a favor de una solución conjunta para acabar con la crisis migratoria

24-08-2015

La República Checa y Francia están a favor de que la Unión Europea busque una solución conjunta al problema de la inmigración ilegal. Así lo declararon los ministros de RR.EE. de ambos países, Lubomír Zaorálek y Laurent Fabius, este domingo en Praga.

Laurent Fabius y Lubomír Zaorálek, foto: ČTKLaurent Fabius y Lubomír Zaorálek, foto: ČTK Francia se encuentra entre los países europeos más golpeados por la ola migratoria que afecta al Viejo Continente. París reiteró que está decidida a aplicar medidas más eficaces contra la inmigración ilegal, según declaró el ministro Fabius durante su visita a Praga.

El jefe de la diplomacia francesa dijo que resulta indispensable aplicar duras medidas contra los traficantes de personas. A la vez que advirtió sobre la importancia de hacer diferencias entre los inmigrantes que tienen derecho a recibir asilo y aquellos que viajan a Europa en búsqueda de una vida mejor.

Francia insiste en que debido a las dimensiones de la crisis migratoria la Unión Europea debe actuar con firmeza contra los inmigrantes económicos ilegales, pero ser solidaria con los refugiados.

El ministro de RR.EE. checo, Lubomír Zaorálek, destacó que con el huésped francés coincidieron en que Europa debe buscar una solución conjunta a la crisis migratoria.

“Francia es uno de los países fundadores de la Unión Europea y es uno de los socios más importantes en el debate de cómo construir una Europa capaz de resolver los problemas económicos, migratorios o de política exterior que enfrentamos en el este del continente”.

Foto: ČTKFoto: ČTK Debido a la crisis migratoria algunos políticos han empezado a hablar sobre la posibilidad de reanudar las fronteras internas. El ministro Zaorálek indicó a su homólogo francés que Praga está a favor de la continuación de Schengen.

“La República Checa está a favor de que se mantenga el régimen del espacio de libre circulación Schengen y que se defiendan los principios sobre los que fue construida la Europa comunitaria”.

Tras una reciente reunión con el ministro de RR.EE. de Austria, Sebastian Kurz, el canciller checo, Lubomír Zaorálek, destacó que los dos países proponen el fortalecimiento de las fronteras externa de la Unión Europea.

La República Checa es partidaria de prestar ayuda a los desplazados directamente en sus países de origen. A la vez el presidente de la República, Miloš Zeman, dijo que el envío de soldados a las fronteras checas podría ayudar a reducir el arribo de inmigrantes ilegales a Chequia.

24-08-2015