Chequia y Eslovaquia mantienen relaciones privilegiadas

03-11-2000

Las relaciones de buena vecindad entre Chequia y Eslovaquia recibieron ayer jueves un nuevo impulso con la visita a Bratislava del primer ministro checo, Milos Zeman.

De lo privilegiadas que son las relaciones checo-eslovacas testimonia el hecho de tratarse ya del sexto encuentro que mantiene en el presente año Milos Zeman con su homólogo eslovaco, Mikulás Dzurinda. Además, los estrechos vínculos entre los dos países sucesores de Checoslovaquia se reflejan también en que con Milos Zeman viajara a la capital eslovaca casi la mitad de su Gabinete.

Terminado el reparto de los bienes de la extinta Federación Checoslovaca, Chequia y Eslovaquia se empeñan en mantener e impulsar todos los vínculos que han substistido desde los tiempos del Estado común. Una de las medidas concretas consiste en agilizar los trámites en todos los pasos fronterizos donde se considera la posibilidad de reservar a checos y eslovacos carriles especiales. Ayer jueves fue suscrito también un acuerdo sobre la colaboración transfronteriza que supone mejorar la vinculación entre las redes de carreteras checa y eslovaca. El intercambio comercial se beneficiará del acuerdo, actualmente en preparación, sobre el reconocimiento recíproco de tests de laboratorio y certificados de calidad. Se prevé asimismo intensificar el intercambio en la esfera de la cultura y la enseñanza. Gracias a los acuerdos intergubernamentales concertados en las universidades checas estudian miles de eslovacos.