Chequia y Eslovaquia acuerdan proyectos comunes en energía y transporte

31-03-2010

La seguridad energética, la ampliación de las infraestructuras del transporte y los respectivos papeles de la República Checa y Eslovaquia en la Unión Europea y la OTAN destacan entre los temas debatidos el martes por los jefes de Gobierno de ambos países.

Jan Fischer y Robert Fico, foto: ČTKJan Fischer y Robert Fico, foto: ČTK La reunión entre Jan Fischer y Robert Fico, celebrada en la residencia del antiguo presidente checoslovaco Edvard Beneš, en Sezimovo Ústí, Bohemia del Sur, fue más que una confirmación oficial de las buenas relaciones entre la República Checa y Eslovaquia.

Los jefes de Gobierno de ambos países debatieron sobre temas concretos, entre ellos, la ampliación de la central nuclear de Jaslovské Bohunice. El primer ministro eslovaco recalcó la importancia a nivel internacional de este proyecto común.

“No se trata simplemente de construir un nuevo reactor. Con este proyecto, Eslovaquia y Chequia se suman a los pocos países del mundo que se atreven a apoyar la energía nuclear. Sabemos de sobra que es la única manera para ambos países de garantizar la seguridad energética a sus ciudadanos. Es algo que el resto del mundo deberá respetar”, destacó Robert Fico.

Ambos políticos hablaron también sobre la necesidad de mejorar la comunicación vial entre las fábricas automovilísticas coreanas Hyundai, situada en la localidad de Nošovice, al norte de Moravia, y Kia, en la ciudad eslovaca de Žilina.

Robert Fico informó que el proyecto para la construcción de la respectiva autopista es analizado actualmente por el Ministerio del Medio Ambiente eslovaco. Una vez que obtenga su visto bueno, los trabajos de construcción podrían comenzar en la primavera de 2011.

Por su parte, Jan Fischer, reconoció que la República Checa no ha avanzado tanto.

Jan Fischer y Robert Fico, foto: ČTKJan Fischer y Robert Fico, foto: ČTK “La actitud activa de Eslovaquia es un gran reto para nosotros ya que, en cuanto a los trabajos preparativos, nos hemos quedado atrás. La conversación con Robert Fico ha sido para mí un impulso para reunirme con el ministro de Transportes checo e informarme sobre los últimos avances del proyecto”, sostuvo Fischer.

Los jefes de Gobierno checo y eslovaco coincidieron en cuestiones de política exterior, como la ampliación de la Unión Europea, la seguridad energética de Europa y la participación de ambos países en la OTAN.

Al final del encuentro, Robert Fico agradeció a la República Checa su apoyo en el conflicto del gas del año pasado, así como la buena acogida de la que gozan los estudiantes eslovacos en las universidades checas.

31-03-2010