Chequia toma la presidencia del Grupo de Visegrado

01-07-2011

La República Checa presidirá a partir del 1 de julio el Grupo de Visegrado (V4), integrado además por Polonia, Hungría y Eslovaquia. Entre las prioridades de la presidencia checa destaca la estrategia financiera de la agrupación de cara a la Unión Europea y la seguridad energética.

La reunión del Grupo de Visegrado en Bratislava, febrero 2011 (Foto: Archivo del Gobierno checo)La reunión del Grupo de Visegrado en Bratislava, febrero 2011 (Foto: Archivo del Gobierno checo) El Grupo de Visegrado surgió en 1991 para impulsar la cooperación entre sus miembros, y con el tiempo se ha convertido también en un instrumento para la coordinación de la política regional de cara a la Unión Europea.

El ministro de Relaciones Exteriores, Karel Schwarzenberg, destacó que la presidencia checa del Grupo de Visegrado, llega en muy buen momento, ya que se presenta una excelente correlación de fuerzas a nivel regional.

“Puedo decir que tenemos mucha suerte, vamos a presidir el Grupo de Visegrado después de la presidencia húngara de la Unión Europea, que fue excelente, y ahora empieza la presidencia polaca. Gracias a esta situación se abren ante nosotros grandes posibilidades para impulsar los intereses de nuestra región”, subrayó Schwarzenberg.

Karel Schwarzenberg, foto: ČTKKarel Schwarzenberg, foto: ČTK Durante la presidencia checa del Grupo de Visegrado, Praga prestará atención a la política exterior, defensa, finanzas y al desarrollo regional, entre otros asuntos.

El ministro Schwarzenberg insistió en que es de vital importancia que los países del Grupo de Visegrado trabajen en temas relacionados con la seguridad energética y en proyectos comunes para reducir la dependencia de los suministros de gas de Europa Oriental.

Al referirse a la seguridad energética, el canciller recordó que la decisión de Alemania de cerrar sus centrales nucleares significa que el precio de la electricidad se va a disparar en los países del Grupo de Visegrado.

De acuerdo con el ministro, las fuentes de energía renovable resultan muy costosas, al tiempo que en la región no existen condiciones para su desarrollo, y es por eso que Chequia continuará su programa de energía nuclear.

La República Checa aprovechará la presidencia del Grupo de Visegrado para impulsar la Asociación Oriental, ente creado por la Unión Europea para acercar al bloque comunitario y los países del Este de Europa, en concreto Bielorrusia, Moldavia, Ucrania, Azerbaiyán, Armenia y Georgia.

El Grupo de Visegrado promoverá también el respaldo a los países balcánicos en sus proyectos de integración a la Unión Europea y la OTAN.

01-07-2011