Chequia toma en serio la amenaza rusa frente a Ucrania

El ministro de RR.EE. checo, Tomáš Petříček, reiteró en Bruselas el apoyo de Chequia a Ucrania en su conflicto con Rusia.

Tomáš Petříček, foto: ČTK/Dospiva JakubTomáš Petříček, foto: ČTK/Dospiva Jakub Los jefes de la diplomacia de los países de la OTAN y de los estados asociados mantuvieron deliberaciones este martes y miércoles en Bruselas sobre temas actuales de seguridad. Entre otros, la atención de los presentes se centró en la agudización del conflicto entre Ucrania y Rusia durante la reciente crisis de Kerch, según informara desde Bruselas el corresponsal de la Radiodifusión Checa, Viktor Daněk.

”La atención en la reunión de Bruselas se centró realmente en el tema de Ucrania, sobre todo durante el primer día. El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, sostuvo que Rusia trata de aprovechar a Crimea, a la que había anexado, para fortalecer su influencia y presencia en la zona del mar de Azov. Fue mencionado asimismo que Moscú había facilitado la entrada a puertos ucranianos por el estrecho de Kerch, pero Stoltenberg insistió en la necesidad de la inmediata puesta en libertad de los barcos y marineros ucranianos retenidos por Rusia”.

Pavlo Klimkin, foto: ČTK/AP/Francisco SecoPavlo Klimkin, foto: ČTK/AP/Francisco Seco Al margen de la reunión ministerial de la OTAN, el ministro de Relaciones Exteriores checo, Tomáš Petříček, tuvo un encuentro en Bruselas con su homólogo ucraniano, Pavlo Klimkin. El jefe de la diplomacia ucraniana recalcó la importancia de que la OTAN y la Unión Europea adoptaran pasos concretos frente a Rusia, en tanto que una respuesta al reciente incidente en el estrecho de Kerch, durante el que Rusia capturó tres barcos ucranianos. Petříček dijo por su parte que Chequia tomaba muy en serio la amenaza rusa frente a Ucrania, según comentó desde Bruselas Viktor Daněk.

”El ministro checo de Relaciones Exteriores, Tomáš Petříček, se reunió con su homólogo ucraniano Pavlo Klimkin, para asegurarle del apoyo de Praga a su país. Petříček recalcó que la República Checa no reconoció y nunca reconocerá la anexión de Crimea por parte de Rusia”.

El jefe de la diplomacia checa insistió en Bruselas en que Ucrania necesita saber que los países occidentales perciben las graves amenazas provenientes de Rusia. Según recalcó Petříček, “la seguridad de Ucrania es también nuestra seguridad”, debido a que ese país tiene fronteras con estados de la Unión Europea y la OTAN. El ministro checo respaldó en la reunión las eventuales medidas con las que se podría ayudar a Ucrania, entre ellas la modernización de las fuerzas armadas de ese país.

Sin embargo, la reunión de Bruselas no aportó nuevas iniciativas concretas relacionadas con el conflicto ruso-ucraniano, aunque la Unión Europea prevé prolongar la próxima semana sus sanciones contra Rusia.

Otro tema de gran envergadura debatido en la reunión de la OTAN en Bruselas fue el supuesto incumplimiento por parte de Moscú del Tratado sobre Misiles de Alcance Medio y Corto, suscrito entre Estados Unidos y Rusia en 1987. Estados Unidos reaccionó anunciando que se retiraba del tratado. Moscú niega haber violado el acuerdo y Washington insiste en que Rusia tiene 60 días para demostrar que no violaba el tratado.