Chequia tiene uno de los salarios mínimos más bajos de la UE

20-07-2016

La República Checa se encuentra entre los países de la Unión Europea con menor salario mínimo, tanto en términos absolutos como en relación al sueldo promedio. Los sindicatos piden por tanto una subida mayor de la planeada por el Gobierno, hasta los 425 euros.

Foto: Barbora KmentováFoto: Barbora Kmentová El salario mínimo establecido por ley en la República Checa es de 366 euros, uno de los más bajos de la Unión Europea, solamente por delante de Bulgaria, Rumanía, Letonia y Hungría. La posición es similar en cuanto a la proporción del sueldo mínimo respecto a la remuneración promedio del país, que en Chequia es del 33%.

El Gobierno planea de hecho un aumento del salario mínimo hasta los 408 euros. Desde los sindicatos opinan sin embargo que este incremento no será suficiente y piden 425 euros. Así lo argumenta el presidente de la Unión de Centrales Sindicales, Josef Středula.

Josef Středula, foto: OISV, CC BY-SA 4.0Josef Středula, foto: OISV, CC BY-SA 4.0 “El salario mínimo tiene dos funciones: social y económica. La primera es importante porque hace que la persona que trabaja reciba una remuneración que le permita subsistir sin necesidad de ayudas sociales. Es decir, es una motivación para trabajar, algo que en la República Checa no sucede. En cuanto a la motivación económica, la persona que trabaja, consume, y este consumo tiene influencia en la economía. En Chequia el salario mínimo ha perdido esta importante función, por eso creemos que debería restablecerse rápidamente”.

Desde la patronal, sin embargo se considera el punto de vista de los sindicatos como populista e irreal, y se pide un aumento de como máximo 25 euros. La Unión de Industria y Transporte afirma que en algunos sectores industriales, tradicionalmente de sueldos bajos, un aumento tan elevado del salario mínimo acarrearía problemas importantes.

Foto ilustrativa: Filip Jandourek, Archivo de ČRoFoto ilustrativa: Filip Jandourek, Archivo de ČRo Por otro lado la situación no es tan mala si se compara el sueldo mínimo con la fuerza de compra. Gracias a los precios bajos y el bajo coste de la vida en general, la República Checa se halla en una posición intermedia en la Unión Europea.

La cifra definitiva llegará presuntamente después de una reunión entre sindicatos, patronal y Gobierno. El gabinete presidido por el socialdemócrata Bohuslav Sobotka se comprometió en el acuerdo de coalición a que el salario mínimo alcanzara el 40% del sueldo promedio. Esto significaría actualmente alrededor de 392 euros.

20-07-2016