Chequia tiene ocho nuevos monumentos culturales

15-07-2015

Ocho elementos ampliaron la lista de monumentos culturales mobiliarios de la República Checa. Entre ellos destacan dos sextantes utilizados por Johannes Kepler, una de las figuras clave de la revolución científica asociada con los siglos XVI y XVII.

Un sextante de Johannes Kepler, foto: Museo Técnico de PragaUn sextante de Johannes Kepler, foto: Museo Técnico de Praga El Museo Técnico de Praga alberga nuevamente tres objetos mobiliarios inscritos recientemente en la lista de los monumentos culturales nacionales. Los valiosos dispositivos forman parte de la exposición titulada ‘Astronomía’.

“Se trata de un reloj astronómico del siglo XVIII y dos sextantes de la época renacentista, fabricados a eso del año 1600. Éstos servían para calcular los ángulos entre los respectivos objetos astronómicos en el cielo, es decir, entre las estrellas y los planetas, etc.”, indicó el comisario de la exposición Antonín Švejda.

Antonín Švejda, foto: ČTAntonín Švejda, foto: ČT Se supone que uno de los sextantes fue utilizado por Johannes Kepler al crear el astrónomo sus leyes sobre el movimiento de los planetas en su órbita alrededor del Sol.

“Kepler llegó a Praga respondiendo a la invitación de Tycho Brahe. Para confirmar su hipótesis necesitaba realizar ciertas mediciones complementarias, así que suponemos que éstas las realizó por medio del sextante creado por el matemático Joost Bürgi. El segundo sextante, del relojero Erasmus Hebermehl, no es tan preciso y adecuado para las mediciones astronómicas, así que pudo ser fabricado por encargo imperial”, agregó el comisario. La Virgen con el Niño de Veveří, foto: Kristýna MakováLa Virgen con el Niño de Veveří, foto: Kristýna Maková

Entre las obras históricas inscritos recientemente en la lista de objetos de carácter monumental figuran también, por ejemplo, el manuscrito renacentista ‘Cancionero de Žlutice’, el cuadro gótico de la Virgen con el Niño de Veveří, y el ciclo de nueve pinturas de altar de Vyšší Brod, que datan del siglo XIV.

La República Checa cuenta hoy día con 296 monumentos culturales, de los que 20 son mobiliarios. Entre ellos destacan las joyas de coronación checas, la Crónica de Dalimil, del siglo XIV, y la Venus de Dolní Věstonice, datada entre los años 25.000 y 29.000 ante Cristo.

La Venus de Dolní Věstonice, foto: Kristýna MakováLa Venus de Dolní Věstonice, foto: Kristýna Maková

Todos estos objetos pueden abandonar el territorio checo tan solo al recibir un salvoconducto especial emitido por parte del Ministerio de Cultura.

15-07-2015