Chequia también vibró con el rescate de los mineros chilenos

14-10-2010

Los checos no han sido la excepción. También han seguido de cerca, con nerviosismo y pasión, el rescate de los 33 mineros atrapados en las entrañas de la mina San José, en pleno desierto de Atacama. Un despliegue informativo constante, tanto en televisión como en radio, prensa escrita e Internet, fue la tónica durante todo este acontecimiento, que felizmente concluyó con éxito.

Foto: ČTKFoto: ČTK Debates en televisión con expertos en minas y en seguridad, programas especiales, con un equipo de la Televisión Checa transmitiendo en directo desde el Campamento Esperanza, donde se encuentra la mina San José.

Los checos hicieron suyo todo el proceso de rescate y al final respiraron aliviados, cuando el último hombre, el rescatista Manuel González, abandonó el pozo y le puso punto final a esta noticia, que comenzó como una historia de horror y acabó como un canto de vida y esperanza.

Petr Zavadil, foto: www.ct24cz.Petr Zavadil, foto: www.ct24cz. El periodista Petr Zavadil, con sus despachos en vivo, fue el rostro de los checos en el desierto y desde allí, al pie de mina, compartió sus opiniones con la Radiodifusión Checa, una vez concluido con éxito el histórico rescate.

“Es verdad que esta mina es muy antigua, tiene más de cien años, y esa es seguramente una de las razones por las que pasó lo que pasó.Foto: ČTKFoto: ČTK Ahora el plan más probable es que la mina se convierta en un monumento, para que Chile y todo el mundo recuerden que ese tipo de accidentes pueden pasar, pero que también la gente es capaz de superar esos problemas, que juntos pueden salir adelante, como lo han hecho ahora”.

El embajador chileno en Praga, Enrique Krauss, a punto de hacer las maletas para regresar a su patria, agradeció las muestras de solidaridad del pueblo checo y destacó esta hazaña mundial que han protagonizado los mineros y rescatistas de Chile.

Enrique KraussEnrique Krauss “Yo creo que ha sido un esfuerzo enorme, una especie de lenta, lenta recuperación, no digamos agonía porque apenas se supo que los mineros afortunadamente estaban vivos empezó a latir esa expectativa, no solo, primero, en sus familias, no solo en las autoridades chilenas, sino que se transmitió a través de esta magia contemporánea que es la comunicación, a través de todo el mundo. Es impresionante ver cómo este hecho ocurrido en un país relativamente pequeño como es Chile ha marcado una señal tan poderosa”.

Jerzy Buzek, foto: Comisión EuropeaJerzy Buzek, foto: Comisión Europea La Unión Europea también se quiso sumar a los festejos. El presidente del Parlamento Europeo, el polaco Jerzy Buzek, emitió la mañana del jueves el siguiente comunicado: “Hoy todos podemos olvidar nuestros problemas de cada día y alegrarnos con las naciones chilena y boliviana por el rescate de sus 33 valientes. Me alegra extraordinariamente la noticia del rescate de los 33 mineros en Chile. Es una conmovedora historia de esperanza y éxito. Hoy celebramos la alegría de estar vivos”.

14-10-2010