Chequia se opone a las cuotas femeninas en grandes empresas europeas

07-12-2012

El Comité Parlamentario de Asuntos Europeos recomendó al Gobierno de Petr Nečas rechazar la introducción de cuotas femeninas en los consejos administrativos de las grandes empresas. El Comité propone buscar otras maneras para incrementar el número de mujeres en funciones ejecutivas como por ejemplo a través de sanciones a los empleadores que no respeten la igualdad de oportunidades.

Viviane Reding, foto: Comisión EuropeaViviane Reding, foto: Comisión Europea "Es un día histórico para el equilibrio entre géneros y para la igualdad". Con esas palabras saludó la vicepresidenta y responsable de Justicia de la Comisión Europea, Viviane Reding, la adopción a mediados de noviembre de su propuesta sobre cuotas mínimas de mujeres en las grandes empresas europeas. Sin embargo, no todos comparten el entusiasmo de Reding. La República Checa es uno de los diez países que se oponen a la idea de incluir al menos el 40% de mujeres en la dirección ejecutiva, según señala la diputada Anna Putnová, del Comité Parlamentario de Asuntos Europeos.

Foto: Comisión EuropeaFoto: Comisión Europea “Apoyamos la postura del Gobierno que se opone a la adopción de las cuotas femeninas. Preferimos introducir nuevos mecanismos que mejoren la situación de las mujeres, como por ejemplo horarios flexibles, posibilidad de trabajar desde casa y la accesibilidad de parvularios y otras instituciones que cuidan de los niños. Por otro lado, queremos imponer sanciones a las empresas que no respetan la igualdad de oportunidades”.

Según los datos publicados por la Comisión Europea, las mujeres suponen, en promedio, un 14% del total en los consejos de administración. En la República Checa es un 8%. Por eso, una parte de las mujeres checas consideran necesaria la introducción de cuotas femeninas. Sin embargo, existen también muchos argumentos en contra de la propuesta. Anna Putnová nombra algunos de ellos.

Anna Putnová, foto: página web de TOP 09Anna Putnová, foto: página web de TOP 09 “Las cuotas representan un gran riesgo en un país como la República Checa donde este tipo de medidas no se conoce mucho. Es probable que en caso de que una mujer en una función ejecutiva cometa un error, su calificación profesional y la de muchas otras mujeres sería cuestionada. Las cuotas tienen un lado bueno y otro malo y eso hay que tener en cuenta.

Contra la medida propuesta por la Comisión Europea se oponen además de Chequia otros nueve países comunitarios, entre ellos Gran Bretaña, Alemania, Suecia y Estonia que prefieren solucionar la situación de las mujeres a nivel nacional. La negativa de los diez países es suficiente para bloquear la iniciativa de Viviane Reding que se debatirá en el Consejo Europeo en las próximas semanas.

07-12-2012