Chequia recibirá 475 millones de euros de Bruselas para mejorar la calidad del aire

15-06-2015

Los niveles de contaminación del aire siguen siendo preocupantes en la República Checa, y de hecho se trata del problema medioambiental más acuciante que sufre el país. La situación debería mejorar en los próximos años tras la inversión de 475 millones de euros procedentes de los fondos operativos europeos.

Foto: Filip Jandourek, Radiodifusión ChecaFoto: Filip Jandourek, Radiodifusión Checa En los últimos 15 años la situación del medio ambiente ha mejorado en la República Checa en diferentes áreas. Se ha reducido la emisión de gases de efecto invernadero, la producción de basura y el consumo de agua. Sin embargo continúa siendo un problema la calidad del agua, la fragmentación del paisaje y, especialmente, los niveles de contaminación del aire, según alerta la Agencia Europea de Medio Ambiente.

La situación se debe en su mayor parte a las calderas de las viviendas, en muchos casos anticuadas, y a la densidad del tráfico. El lugar con mayor concentración de óxido de nitrógeno en el país es la calle Legerová de Praga, que transitan cada día unos 50.000 automóviles.

La contaminación se refleja en forma de micropartículas de polvo suspendidas en el aire, envueltas de sustancias contaminantes, y que al ser inhaladas por el organismo dañan sobre todo el corazón y los pulmones. El problema es mayor en invierno, comenta Jan Šilhavý, del Instituto Hidrometeorológico Checo.

“En las situaciones de inversión de temperatura, que sucede sobre todo en los meses de invierno, se rebasa con creces el límite de 50 microgramos de polvo en el aire, y en Praga se alcanzan valores de hasta 300 microgramos”.

Foto ilustrativa: Hazmburk, Miloš TurekFoto ilustrativa: Hazmburk, Miloš Turek El Gobierno checo tiene ahora la oportunidad de conseguir un aire más puro durante los próximos años gracias al dinero procedente de los programas operativos europeos para el periodo de 2014 a 2020. De los 2.630 millones de euros que se invertirán en proyectos medioambientales, 475 irán destinados a la mejora de la calidad del aire.

Aunque parece una gran suma, realmente la dotación de Bruselas para estas cuestiones es este periodo la mitad que para los años de 2007 a 2013, lo que previsiblemente hará aumentar la competencia para los proyectos públicos que planea el Ministerio de Medio Ambiente checo. Las primeras licitaciones se abrirán ya esta semana y a partir de agosto se comenzarán a aceptar peticiones para dotaciones públicas.

Con este nuevo programa operativo se espera además que unas 60.000 personas se beneficien de depuradoras de residuos más eficientes, mientras que 150.000 deberían disfrutar de un mejor abastecimiento de agua. Al mismo tiempo, unos 80.000 ciudadanos checos se verán protegidos por nuevas barreras anti-inundaciones.

Otros objetivos del programa son la reducción de los gases de tipo invernadero en 620.000 toneladas y un ahorro de energía en los edificios públicos de dos millones de Gigajulios.

15-06-2015