Chequia recibe a los primeros refugiados cristianos de Irak

25-01-2016

El primer contingente de refugiados iraquíes arribó este domingo a la República Checa. Se trata de un grupo de 10 cristianos, incluidos menores de edad, que huyeron de su país por sufrir persecución religiosa.

Foto: ČTKFoto: ČTK La República Checa anunció que recibiría a un total de 153 refugiados de Erbil, la capital del Kurdistán iraquí, pero con la condición de que sean cristianos.

En un principio se preveía, para este domingo, el arribo de un total de 30 personas, llegaron sólo10, se espera que el resto llegue a finales del mes de marzo. El retraso responde a trámites por resolver.

Marwan Matti, intérprete de 28 años, relató a la Televisión Checa, la situación que atraviesa su país.

“Para los cristianos la situación en Irak es muy peligrosa, se les persigue y asesina. Nosotros nos esforzaremos por ser de utilidad para la sociedad checa“.

Matti viajó con su esposa y dos niños pequeños. Calificó de milagro el hecho de haber salido de su país y recibir protección internacional en Chequia.

En el programa de ayuda a los cristianos iraquíes destaca la fundación checa Generación 21, que se encargó, entre otras cosas de localizar a las familias, recordó su director Jan Talafant.

Jan Talafant, foto: archivo de Generación 21Jan Talafant, foto: archivo de Generación 21 “Están en la mayor disposición de trabajar, de integrarse. Desde hace más de año y medio no tienen trabajo, ni ningún tipo de ayuda social“.

Los costes del viaje y del primer año en territorio checo serán sufragados por Generación 21, con la ayuda de la ONG británica cristiana Barnabas.

Además se contó con el respaldo del Gobierno de la República Checa. El primer ministro, Bohuslav Sobotka, expresó que se encontraba muy satisfecho con el trabajo realizado.”Ya han sido superados todos, o la mayoría de los requisitos indispensables para iniciar el proceso de integración”, indicó el jefe del Gobierno.

Una de las condiciones para la aprobación del traslado de las 153 personas es que ninguna represente una amenaza para la seguridad del país.

La República Checa, Polonia, Hungría y Eslovaquia rechazaron las cuotas obligatorias de refugiados impuestas por Bruselas y en su lugar buscan la aplicación de programas de ayuda acordes con las condiciones y posibilidades propias de cada uno de los países.

25-01-2016