Chequia recibe a 13.000 trabajadores ucranianos en dos años

El programa Régimen Ucrania ha permitido la llegada de más de 13.000 trabajadores ucranianos en los últimos dos años. Aun así todavía hay unos 300.000 puestos de trabajo vacantes.

Foto ilustrativa: Pixabay, CC0Foto ilustrativa: Pixabay, CC0 Con el índice de desempleo por los suelos y más de 300.000 puestos de trabajo sin cubrir, los empresarios checos miran al exterior en busca de nuevos empleados. Por los sueldos relativamente bajos que se pagan en el país, Chequia no es precisamente el destino más atractivo para los inmigrantes, pero en el caso de Ucrania cuenta además la cercanía geográfica y cultural: tanto el checo como el ucraniano son lenguas eslavas.

De ahí el éxito del programa gubernamental Régimen Ucrania, que permite la concesión de visados de trabajo mediante un procedimiento especial desde hace ya dos años. En este periodo más de 13.000 ciudadanos ucranianos se han beneficiado del sistema y trabajan ahora en la República Checa, de acuerdo con un informa de la Cámara de Comercio.

En cualquier caso, el presidente de dicha institución, Vladimír Dlouhý, considera que no es nada más que un parche.

Vladimír Dlouhý, foto: Filip Jandourek, ČRoVladimír Dlouhý, foto: Filip Jandourek, ČRo “Régimen Ucrania es una solución a corto plazo al problema de la falta de mano de obra en nuestro mercado de trabajo. No es una solución a largo plazo. Algo así consiste en hacer los deberes. Está relacionado con la reforma del sistema educativo, la reforma del mercado de trabajo y muchas otras cosas”.

Por este motivo la Cámara de Comercio quiere negociar con el Gobierno unas cuotas más altas para trabajadores ucranianos. Según Dlouhý, estos empleados extranjeros son un aporte no solo para las empresas, sino para toda la sociedad. De acuerdo con sus cálculos, el Estado obtiene cada año de los beneficiaros de Régimen Ucrania unos 78 millones de euros en impuestos y retenciones.

“Podemos decir que cada ucraniano que hasta ahora ha encontrado trabajo gracias a Régimen Ucrania contribuye a la pensión de cada jubilado checo con 17 euros al año. Esto significa que el tema empieza a tener repercusiones más extensas. Los ucranianos contribuyen al sistema de pensiones y después pocos de ellos se benefician de él”.

Los sindicatos tienen sin embargo una mirada crítica hacia estos trabajadores. El problema son los sueldos demasiado bajos, comenta Josef Středula, presidente de la Confederación Checomorava de Uniones Sindicales.

Josef Středula, foto: Jana Trpišovská, ČRoJosef Středula, foto: Jana Trpišovská, ČRo “No es cierto que los empleados ucranianos tengan el mismo salario por el mismo trabajo, como afirma la Cámara de Comercio. Como muestran los datos de la Oficina Checa de Estadística, la diferencia es de más de cien euros. Por ejemplo, hace poco tuve en la mano el anuncio de una gran empresa de tecnologías de la información que ofrecía un puesto de administrador de redes por 780 euros brutos al mes, en un régimen de tres turnos”.

De acuerdo con Středula estos anuncios con sueldos tan bajos se dirigen precisamente a los trabajadores ucranianos, ya que un checo nunca trabajaría por tan poco dinero.

Una crítica recurrente de la Cámara de Comercio y de los empresarios checos en general a Régimen Ucrania, tal como funciona en la actualidad, son los largos plazos necesarios desde que se presenta la solicitud de permiso de trabajo hasta que el trabajador puede incorporarse a su puesto, y que se suele extender hasta siete meses.