Chequia quiere regular el uso de las ciclovías para evitar accidentes

01-08-2012

El creciente número de accidentes entre ciclistas y patinadores en muchas de las ciclovías más usadas del país pone en evidencia la necesidad de una regulación del tráfico en estas infraestructuras, opinan los propios usuarios. Un grupo de expertos del Ministerio de Transportes ya estudia diferentes soluciones.

Tomáš CachTomáš Cach Ciclistas, patinadores y viandantes a menudo tienen que esquivarse en decenas de ciclovías del país con gran concentración de usuarios. La ley no es clara al respecto, lo que provoca muchas situaciones de riesgo, accidentes y lesiones.

En las pistas de esquí checas hace dos años que entraron en vigor las normas de la Federación Internacional de ese deporte. Algo así quiere introducir el Ministerio de Transportes, explica Tomáš Cach, miembro del grupo de expertos encargado de llevar a cabo esa labor.

“En estos momentos las reglas no son muy claras, sobre todo en lo referente a los patinadores. Estos vienen definidos en la ley como viandantes que pueden utilizar las ciclovías. En ese caso deberían circular por la izquierda, lo que evidentemente sería peligroso”.

Según los médicos, las lesiones por accidentes de ciclistas y patinadores van en aumento, aunque estos solo llevan un registro de las más graves, ya que en la mayor parte de los casos estos encontronazos no terminan en el hospital.

Otra de las cuestiones que destacan los responsables sanitarios es que la mayor parte de los patinadores accidentados no llevaban protección alguna.

Varios Ayuntamientos se plantean qué hacer con estos usuarios que además, por su movimiento característico para avanzar, necesitan pistas de mayor anchura. La opción ideal sería que fueran por caminos distintos ciclistas y patinadores, pero el alto coste de esta opción es sin duda su mayor inconveniente.

El equipo al que pertenece Tomáš Cach estudia diferentes soluciones.

“Intentamos fijarnos en la regulación en vigor en otros países con un tráfico considerable de este tipo para adaptarla a las características de nuestro país. Es cierto que en países como Alemania o Austria los patinadores tienen prohibido el uso de las infraestructuras para ciclistas con mayor tráfico”.

En la República Checa hay unos cinco millones de ciclistas, casi la mitad de la población, pero activos con cierta regularidad son un millón, lo que ya es una cifra alta. Estos tienen que cumplir con muchas de las normas del código de circulación para conductores de automóviles, como por ejemplo la prohibición total de ingerir alcohol o drogas, o indicar claramente los cambios de dirección.

Patinadores son unos 400.000 a los que se aconseja marchar en fila india, por la derecha y no parar de forma brusca o en medio de las vías. Recomendaciones que, a falta de una reglamentación clara, se podrían resumir en usar el sentido común, la prudencia y permanecer atento al resto de usuarios.

01-08-2012