Chequia prepara su reacción al incidente naval entre Rusia y Ucrania

La diplomacia checa discute este lunes las posibles respuestas al conflicto naval entre Rusia y Ucrania. Entre las propuestas que han surgido figura la expulsión de algunos diplomáticos.

Incidente naval entre Rusia y Ucrania, foto: ČTK/AP/Russia's Federal Security ServiceIncidente naval entre Rusia y Ucrania, foto: ČTK/AP/Russia's Federal Security Service Chequia está evaluando su reacción al incidente naval que se produjo cuando Rusia capturó este domingo frente a Crimea tres barcos ucranianos.

La flotilla militar de este país intentaba llegar al mar de Azov. Sin embargo, fue cercada por el servicio de guardafronteras ruso en el estrecho de Kerch que une el mencionado mar con el mar Negro, y posteriormente se le impidió pasar.

Mientras que Kiev informó que en el incidente habían sido heridos seis miembros de las tripulaciones ucranianas, Moscú, a pesar de confirmar que se había producido tal enfrentamiento, sostiene que solo tres marineros sufrieron heridas.

Según la parte ucraniana, el paso de los barcos fue anunciado y la operación rusa que lo hizo imposible es por eso una violación del Derecho Internacional. A su vez, Moscú habla de una agresión y provocación de Ucrania.

Tomáš Peříček, foto: ČTK/Ondřej DemlTomáš Peříček, foto: ČTK/Ondřej Deml Las primeras reacciones de los políticos checos aparecieron el lunes en horas de la mañana. Jan Lipavský, vicepresidente del Comité de Exteriores de la Cámara Baja, destacó que la situación se produjo en aguas internacionales y por eso hay que hablar de una agresión rusa.

“Es necesario tildarlo de una agresión de Rusia y de una violación de los principios del Derecho Internacional. El incidente se produjo en alta mar y los rusos no pueden bloquear el Estrecho de Kerch. Se podría sancionar a determinadas personas que toman parte en las represiones contra Ucrania. Lo que es importante es que sea una reacción coordinada y unánime de los países de la Unión Europea”.

Otro viceministro del Comité de Exteriores, Jaroslav Bžoch, habló de la necesidad de reducir el cuerpo diplomático ruso en Chequia.

“Si miramos el número de supuestos diplomáticos rusos en Chequia, podemos ver que el número es muy excesivo. Empecemos con una reducción del cuerpo diplomático ruso. Simplemente no es posible que unos 140 supuestos diplomáticos estén operando en nuestro país. Lo mismo deberían hacer todos los países de la Unión Europea, y también creo que las sanciones tienen que ser más duras y dirigidas de una manera que asegure su efectividad”.

A pesar de que el bloqueo ruso del estrecho de Kerch fue levantado, según informó el corresponsal del diario británico The Guardian, los barcos siguen acumulándose en ambos lados.

Mientras tanto, algunos de los países vecinos de la República Checa ya publicaron sus posturas. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Polonia condenó contundentemente a la actividad rusa, a la que tachó de agresiva, y añadió que se trata de una consecuencia de las sistemáticas violaciones del Derecho Internacional por parte de Rusia. El ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Heiko Mass, sostuvo en Twitter que el bloqueo del estrecho de Kerch es inaceptable y llamó a ambas partes a una desescalada y a la restauración de la libertad de paso. Lo mismo hizo la Unión Europea y la OTAN.