Chequia mejora 16 puestos en el índice de percepción de la corrupción

27-01-2016

La República Checa ha logrado una mejoría en cuanto a la percepción de la corrupción, ocupando el puesto 37 a escala mundial, aunque continúa por detrás de la mayoría de los países de la Unión Europea. Así se desprende del informe anual de percepción de la corrupción, presentado por Transparencia Internacional.

Radim Bureš, foto: Transparencia InternacionalRadim Bureš, foto: Transparencia Internacional El informe de Transparencia Internacional sobre la percepción de la corrupción en el mundo en el año 2015 incluye un total de 168 países. En los primeros puestos se situaron los estados escandinavos y Nueva Zelanda, donde la corrupción registra niveles muy bajos.

En el caso de la República Checa, los resultados son alentadores, habiéndose situado este país entre España y Corea del Sur. Se confirma que el tema de la lucha anticorrupción es aquí uno de los prioritarios, como sostiene Radim Bureš, director programático de Transparencia Internacional en la República Checa.

”El índice de percepción de la corrupción del año 2015 muestra un marcado mejoramiento en el caso de la República Checa. Este país dio un gran salto y avanzó 16 puestos. Mientras que en 2014 había ocupado el puesto 53 a escala mundial, el año pasado se situó en el lugar 37. En términos absolutos avanzó en cinco puntos, lo que representa uno de los mayores progresos entre todos los demás países”.

En los últimos años fueron procesados por los Tribunales numerosos altos cargos, tanto de círculos empresariales como de alta política, sospechosos de estar envueltos en casos de corrupción. Radim Bureš recalcó que esos casos confirman que la corrupción se combate a todos los niveles, y que a ello se debe la mejoría de la situación en este terreno.

Foto: Transparencia InternacionalFoto: Transparencia Internacional ”El avance en el tema de la lucha contra la corrupción en la República Checa comenzó durante el Gobierno de Petr Nečas. A ello contribuyó sin duda la aplicación de estrictas medidas en contra de los sobornos, promovidas por la viceprimera ministra para la Lucha contra la Corrupción, Karolína Peak”.

Sin embargo, en comparación con otros países de la Unión Europea, los resultados de la República Checa no alcanzan ni la media. Aunque el país avanzó del puesto 25 al 22 a nivel europeo y dejó por detrás a Eslovaquia y Hungría, países como Polonia y Estonia le siguen ganando. Los peores resultados en Europa los han alcanzado Italia y Bulgaria.

A su vez, Corea del Norte y Somalia se situaron en los últimos lugares a escala mundial en la tabla de 2015. El índice de percepción de la corrupción es publicado por Transparencia Internacional desde el año 1995.

27-01-2016