Chequia manda a Rusia la mayor misión comercial de su historia moderna

23-11-2017

Los representantes empresariales de la misión comercial que acompaña al presidente Zeman en su visita a Rusia cerrarán acuerdos por valor de 785 millones de euros.

Miloš Zeman en su visita a Rusia, foto: ČTKMiloš Zeman en su visita a Rusia, foto: ČTK La diplomacia comercial checa ha apostado fuerte por Rusia. En la misión comercial que acompaña al presidente Miloš Zeman en su visita oficial a Rusia hay representantes de 150 empresas, lo que ha obligado a fletar tres aviones. En total se espera que hasta el viernes se cierren 13 acuerdos entre compañías checas y rusas por un valor total de unos 785 millones de euros.

Entre las compañías a la caza del mercado ruso se encuentra por ejemplo Zetor Tractors, que trata de ampliar la colaboración actual con proveedores locales para la fabricación de tractores, motores y el desarrollo de nuevos aparatos. En los próximos cuatro años su acuerdo con la firma de electromecánica Kovrovski debería producir 550 millones de euros.

De acuerdo con Jaroslav Hanák, presidente de la Asociación de Industria y Transporte, los efectos de otros acuerdos serán más inmediatos.

Jaroslav Hanák, foto: Filip Jandourek, ČRoJaroslav Hanák, foto: Filip Jandourek, ČRo “Hay contratos firmados por ejemplo por Brisk Tábor para el sector de la industria automovilística. Brisk ya está en el mercado ruso y va a seguir instalándose. Se ha firmado otro contrato en el sector de la aviación, y otro muy interesante para la modernización de los tranvías T-3, y otros parecidos. Tiene todo una base real, las cantidades son voluminosas y existe un harmonograma”.

En concreto Brisk inició el año pasado la fabricación de bujías en la ciudad de Toliatti, en le región de Samara, donde ya ha producido siete millones de unidades, y esta semana ha firmado un acuerdo con el gobierno local. La renovación de los tranvías checos ČKD T-3 será el negocio de la firma Pragoimex, que abrirá una planta en Ekaterinburgo en colaboración con los rusos de Uralvagonzavod.

La misión comercial ha sido criticada en el parlamento checo por la oposición de derecha, al considerarse que, en el contexto de las sanciones a Rusia, manda una señal negativa a los socios europeos de la República Checa. Hanák es de otra opinión.

Foto: PixabayFoto: Pixabay “Creo que los representantes políticos no se van a enfadar. Muchos empresarios de Europa Occidental hacen negocios con Rusia. Hay toda una serie de acuerdos comerciales que se han dado por parte de Alemania, Rusia, Italia, Austria y otros. Todos los acuerdos firmados cubren sectores que han quedado fuera de las sanciones y en muchos casos son empresas que ya actuaban en el mercado checo. Creo que estas acusaciones son exageradas y lo que dicen no es cierto”.

En la misión comercial participan empresas del sector de la energía, maquinaria, agricultura, alimentación y transporte, así como despachos de abogados, entidades bancarias y balnearios.

La exportación de las empresas checas a Rusia ha crecido este año, de enero a agosto, un 14% interanual, hasta los 2.120 millones de euros, rompiendo así la tendencia descendente de los últimos años provocada por el embargo.

Aun así las ventas a Rusia constituyen el 1,9% del total de las exportaciones checas, que siguen dependiendo del mercado europeo, especialmente del alemán.

23-11-2017