Chequia logró reducir su déficit presupuestario en 2010

04-01-2011

El déficit del presupuesto nacional checo alcanzó el año pasado 6.230 millones de euros, unos 280 millones menos de lo previsto originalmente. Aún así, se trata de una suma astronómica, según los expertos.

Los resultados económicos de 2010 indican que Chequia está saliendo de la crisis. El Estado logró reducir el déficit del presupuesto nacional de los 7.500 millones de euros, registrados en 2009, a 6.230 millones, en 2010.

El Gobierno se frota las manos. Originalmente, contaba con un déficit 280 millones superior. El resultado positivo se debe al incremento, en el 2,7 por ciento, de los ingresos y a la reducción, en 0,9 por ciento, de los gastos.

Una de las prioridades de la coalición tripartita para este año es mantener el déficit presupuestario por debajo del 4,3 por ciento del Producto Interior Bruto, es decir, medio punto porcentual menos que en 2010. Conseguirlo no será nada fácil, opina el economista Petr Dufek.

Petr DufekPetr Dufek “El presupuesto para este año cuenta con un aumento de los ingresos por 1.800 millones de euros y un incremento de los gastos por sólo 900 millones. Es un gran reto para el Gobierno. Si quiere cumplir con el presupuesto deberá reducir al mínimo sus gastos, ya que difícilmente logre alcanzar los ingresos planeados”, sostiene Dufek.

Para cumplir con sus promesas electorales y seguir reduciendo el déficit, el Gobierno ha introducido una serie de medidas cuyo objetivo es ahorrar casi 1.400 millones de euros. Destacan entre ellas los recortes salariales en el sector público y una importante reducción de subvenciones sociales.

A este respecto, el Gabinete de Petr Nečas cuenta con pleno apoyo del presidente Václav Klaus, quien en su discurso de año nuevo subrayó que Chequia está pasando por un periodo doloroso, pero indispensable para la futura prosperidad del país.

En cuanto al futuro desarrollo de la economía checa, los pronósticos no coinciden. Algunos hablan de un crecimiento de hasta el dos por ciento, otros prevén un estancamiento para este año. Sin embargo, todos coinciden en que uno de los factores decisivos será el desarrollo económico en los países de la eurozona, destaca el analista Jan Vejmělek.

Petr Nečas y Václav Klaus, foto: ČTKPetr Nečas y Václav Klaus, foto: ČTK “Para Chequia será importante el desarrollo económico de otros países europeos, especialmente, Alemania. En 2010, Alemania registró un fuerte crecimiento económico. Ahora se verá si es capaz de mantenerlo también en 2011”, subrayó Vejmělek.

Aunque los números exactos de 2010 aún se desconocen, la República Checa, con el déficit del 4,8 por ciento del PIB, probablemente se situará por encima de la media europea.

04-01-2011