Chequia entra en cuarentena

16-03-2020

El Gobierno checo decretó en la noche de este domingo la cuarentena general para todo el territorio de la República Checa, con la intención de frenar la expansión del coronavirus.

Foto: ČTK / Luděk PeřinaFoto: ČTK / Luděk Peřina

Foto: ČTK / Radek PetrášekFoto: ČTK / Radek Petrášek El número de infectados por coronavirus crece a diario en Chequia a un ritmo considerable, por lo que el Gobierno estableció en la noche de este domingo una cuarentena nacional que durará hasta el 24 de marzo a las 6:00 de la mañana.

En una rueda de prensa ofrecida por el primer ministro, Andrej Babiš, y los ministros encargados de las áreas más importantes para la gestión de la crisis, el Gobierno anunció los detalles de la medida, que busca frenar la expansión del virus.

“Este decreto está destinado a limitar la libre de circulación de personas para evitar la expansión de la epidemia de coronavirus”.

Chequia es el cuarto país europeo que declara la cuarentena general, después de Italia, España y Austria. Una decisión que el Gobierno consideró especialmente necesaria tras comprobar que algunos ciudadanos no estaban siguiendo las recomendaciones previas. En este sentido se manifestó el ministro del Interior, Jan Hamáček.

“Es necesario reducir al mínimo el contacto entre personas. Por ejemplo, si evitamos ir al parque para no contagiar a nadie, pero luego en el jardín de una casa se reúnen 20 personas a tomar cerveza, eso no es un comportamiento responsable”.

Además, se establece que quienes se salten las normas de la cuarentena se enfrentan a una multa.

Foto: ČTK / Michal KrumphanzlFoto: ČTK / Michal Krumphanzl Dentro de esta cuarentena general existen algunas excepciones que se especificaron en la rueda de prensa. Por ejemplo, sigue siendo posible salir a la calle para tareas imprescindibles como: trabajar; comprar alimentos, medicinas y otros productos de primera necesidad, ir a la gasolinera a repostar; recibir atención médica; ayudar a personas dependientes, así como realizar trámites que no puedan aplazarse en bancos y oficinas del Estado. De la misma forma, tienen libertad de movimiento aquellas personas cuyas labores son imprescindibles para la gestión de la crisis, como es el caso del personal sanitario.

Precisamente los médicos y enfermeras son uno de los sectores que están lidiando con mucha presión estos días. Los centros médicos notan un crecimiento en el número de pacientes y la cantidad de personal y material sanitario no siempre es suficiente.

Al respecto, el viceministro de Salud, Roman Prymula, recordó a la población que solo vaya a los hospitales por razones serias.

Foto: ČTK / Kateřina ŠulováFoto: ČTK / Kateřina Šulová “Hay personas que están acudiendo a los centros médicos sin síntomas, están colapsando el sistema de forma innecesaria y provocan más dificultades para atender a la gente que de verdad tiene síntomas”.

En lo que se refiere al transporte de mercancías y a los suministros en las tiendas de alimentación, el Gobierno ya ha insistido en varias ocasiones en que los camioneros tienen permiso para seguir con dichas actividades y el suministro estará asegurado.

Con la declaración de cuarentena general se endurecen, no obstante, algunas de las normas de venta. Por ejemplo, los productos de bollería sin embalar solo podrán venderse a partir de ahora bajo ciertas condiciones, según explicó el ministro de Industria y Comercio, Karel Havlíček.

“Solo se podrán vender productos de bollería sin embalar si se cumplen las siguientes condiciones: en el lugar donde se venden no se agrupan personas y el local cuenta con todo el equipamiento de higiene necesario”.

Otros ministerios, como es el caso del Ministerio de Finanzas, también han tomado decisiones relativas a la actual situación de epidemia. De acuerdo con la ministra de Finanzas, Alena Schillerová, este año de forma excepcional se extenderá el plazo en el que es posible entregar la declaración de la renta.

16-03-2020