Chequia endurece las penas por apoyo al terrorismo

28-07-2016

La República Checa endurece notablemente las sanciones por apoyo, financiación o propagación del terrorismo. Así lo establece una enmienda al código penal aprobada por el Gobierno en reacción a las apelaciones de organizaciones internacionales.

Foto: Filip Jandourek, ČRoFoto: Filip Jandourek, ČRo Entre tres a doce años de prisión. A esa pena podrá ser condenado el que apoye al terrorismo ya sea con una suma financiera o simplemente por elogiar los ataques terroristas en las redes sociales, como Facebook y Twitter.

El endurecimiento de las penas concernirá también a los que inciten a ataques terroristas, ofrezcan ayuda o prometan atender a las familias de un asesino suicida o emprendan viajes a los campos de entrenamiento de terroristas.

Robert Pelikán, foto: Prokop Havel, ČRoRobert Pelikán, foto: Prokop Havel, ČRo El objetivo de la enmienda es, sobre todo, simplificar la punibilidad de los que respalden o propaguen el terrorismo, según resaltó el ministro de Justicia, Robert Pelikán.

“Todo eso es punible hoy día, bajos ciertas condiciones, pero más bien a nivel teórico o académico. En la práctica siempre existe el peligro de que falle la carga de la prueba, que es actualmente más complicada, porque requiere evidencias de que el sospechoso haya participado realmente en un ataque terrorista. Gracias a los nuevos actos criminales bastará probar que existe un lazo entre esa persona con una organización terrorista y no hace falta tener más pruebas para poder juzgarla”, dijo el ministro.

Una ley mal controlable

Sin embargo, algunos expertos advierten de que la nueva enmienda carecerá de contundencia por ser muy mal controlable, como dijo el perito en derecho mediático, Aleš Rozehnal.

Aleš Rozehnal, foto: Filip JandourekAleš Rozehnal, foto: Filip Jandourek “En vista del enorme grupo de discursos verbales que debería ser punible, a partir de ahora, la mitad de todos los policías deberían dedicarse solo a la navegación por Internet en búsqueda de estas expresiones de odio y la otra mitad debería dedicarse a la persecución de los autores de estas citas. Eso no sucederá”, indicó.

El Gobierno además aprobó un nuevo plan de protección antiterrorista que desarrolla el concepto de defensa de blancos civiles y cuenta con reforzar la frontera con Alemania.

La nueva enmienda responde a la crítica por parte de varias organizaciones internacionales, como el Grupo de Acción Financiera (FATF), que tildó de insuficiente el marco legal checo en cuanto a la lucha contra la financiación del terrorismo.

El Gobierno se precipitó a aprobar dicha enmienda, ya que el país corría el peligro de una reducción de la calificación de crédito a nivel internacional, lo que conllevaría negativas consecuencias económicas y políticas, según afirmó.

28-07-2016