Checos y polacos trabajarán juntos para investigar los crímenes del comunismo

08-09-2008

El estudio de los crímenes cometidos por los comunistas en la antigua Checoslovaquia dará esta semana un paso importante. La Oficina para el Estudio de los Regímenes Totalitarios comienza este lunes una conferencia de tres días con su equivalente polaco para establecer varios acuerdos de colaboración. Más detalles con Carlos Ferrer.

La Oficina checa para el Estudio de los Regímenes Totalitarios comienza a cooperar a partir de este lunes con su equivalente polaco, la Oficina de Memoria Histórica. Gracias a este acuerdo, la República Checa podrá esclarecer el destino de los checoslovacos que el ejército soviético sacó del país.

De hecho, esta colaboración permitirá aprovechar todo el trabajo ya realizado por los polacos y tener así un mejor acceso a los documentos que se hallan en los territorios de la antigua Unión Soviética, según afirma el presidente de la Oficina para el Estudio de los Regímenes Totalitarios, Pavel Žáček.

“A diferencia de nosotros, los polacos tienen perfectamente trazado en qué archivo están los datos de cada campo de trabajo. De esta manera podríamos hacer las averiguaciones más rápidamente y no nos costaría tanto tiempo como a ellos”, declaró Žáček.

Por su parte, Polonia tiene interés en acceder a los archivos de la StB checa, la policía secreta checoslovaca en tiempos del comunismo. La StB realizó actividades en contra del sindicato Solidaridad polaco, que en aquel momento encabezaba la lucha contra el comunismo en el país vecino. Los polacos intentarán profundizar en el tema y al mismo tiempo ofrecerán a la República Checa los documentos que ya han encontrado en el Archivo de Seguridad Nacional de Varsovia.

Otro punto importante del acuerdo de cooperación tratará sobre la Primavera de Praga y consistirá en la publicación contrastada de archivos de los servicios secretos de Checoslovaquia, Polonia, Hungría y Rumanía.

La Oficina para el Estudio de los Regímenes Totalitarios es una institución checa creada para investigar los crímenes de la dictadura comunista en el país. Últimamente ha destacado por destapar los nombres de antiguos colaboradores de los servicios secretos del régimen, lo que ha afectado a algunas figuras de la política y el deporte.

08-09-2008