Checos salen a la calle para solidarizar con Revolución de Azafrán

01-10-2007

Ciudadanos checos protestaron en contra de la represión en Birmania, donde continúa la Revolución de Azafrán que se opone a la Junta Militar. Muchos manifestantes llegaron vestidos en trajes de color rojo, típica vestimenta de los monjes budistas que son los principales protagonistas de la revuelta.

Birmania en la actualidad (Foto: CTK)Birmania en la actualidad (Foto: CTK) Los manifestantes se reunieron el sábado en la Avenida Nacional de Praga, donde prendieron velas y depositaron flores en homenaje a las víctimas del régimen birmano. Los participantes portaban pancartas con lemas como "Paren la violencia en Birmania" y "Solidaridad con Rangún.

En la manifestación se escucharon discursos de representantes de la organización checa "Hombre en Emergencia", del Centro Birmano en Praga y de Amnistía Internacional.

Jan Líska, de "Hombre en Emergencia", expresó satisfacción con la nutrida participación de los ciudadanos.

"Me alegra que los ciudadanos checos no sean indiferentes frente ante la represión en Birmania. Nos hemos reunido en Praga para condenar la brutalidad del régimen militar y protestar contra las detenciones masivas".

La representante del Centro Birmano en Praga, Sabe Amthor Sou, agradeció la solidaridad de la nación checa. "Es importante para nosotros el hecho de que la protesta se realiza en la Avenida Nacional, donde se inició la Revolución de Terciopelo en la República Checa. Esperamos que la Revolución del Azafrán en Birmania termine de igual manera", destacó Sabe Amthor Sou.

Birmania en la actualidad (Foto: CTK)Birmania en la actualidad (Foto: CTK) Asistió a la manifestación el diputado Marek Benda, del Partido Cívico Democrático, quien afirmó que es indispensable apelar a las organizaciones internacionales y al gobierno de China, que tolera la violencia en Birmania. Señaló que con este fin se prepara para el jueves una reunión pública frente a la Embajada de China en Praga.

Actos de protesta contra la represión en Birmania se realizan en estos días en distintas ciudades europeas como París, Berlín, Bruselas y Milán.

La Junta Militar de Birmania ha reprimido brutalmente las manifestaciones multitudinarias que se realizan en Rangún y otras ciudades de ese país a favor de la democracia y de los derechos humanos. Los enfrentamientos se han cobrado hasta el momento un número no especificado de vidas humanas y muchas personas han resultado heridas.

01-10-2007