Checos expresaron su apoyo a la base de radares estadounidenses

13-03-2007

La iniciativa "A favor de la Base" organizó en Praga una manifestación para expresar su apoyo a la eventual instalación de una base de radares estadounidenses en la República Checa.

Foto: autorFoto: autor Casi trescientas personas se reunieron el lunes frente al Castillo de Praga en una manifestación en apoyo a la ubicación de la base militar estadounidense en la República Checa. Los organizadores de la plataforma "A favor de la Base" programaron discursos de apoyo a los EE.UU. y cerraron el evento las actuaciones musicales de los cantantes Ivan Hlas y Jan Vycítal.

Tras los discursos emprendieron una marcha hacia la embajada de EE.UU., donde el cineasta Václav Marhoul invitó a los políticos checos y a representantes de los EE.UU. a continuar las negociaciones sobre la instalación de radares en la República Checa.

"Rogamos a los representantes políticos de la República Checa que acepten la instalación de la base de radares en nuestro territorio y que nos incorporemos al sistema antimisil. Nuestra respuesta es, sean bienvenidos."

 Václav Marhoul (Foto: Martina Schneibergova) Václav Marhoul (Foto: Martina Schneibergova) Los activistas explicaron que el objetivo fundamental de la instalación de radares es evitar la eventual amenaza de un ataque.

"Hay países que declararon varias veces la voluntad de destruir nuestra civilización. Irán o Corea del Norte son capaces de lanzar un cohete balístico y gracias al sistema antimisil sería posible eliminar la amenaza".

No obstante, la instalación de la base de radares estadounidenses no recibe apoyo de todos los ciudadanos ni de todos los políticos. Václav Marhoul explica que esto es causa de la ola de antiamericanismo que está muy de moda.

"Los checos comparan ilógicamente los radares estadounidenses con la situación de los cohetes soviéticos en el país y dicen 'nunca más cohetes extranjeros'. Sin embargo, los soviéticos instalaron en nuestro territorio cohetes y nadie pudo protestar. Ahora se trata de solo unos radares".

Al llegar a la embajada de EE.UU. los activistas entregaron una carta abierta al embajador de ese país en la cual expresaron su apoyo al proyecto. Además los organizadores de la manifestación confirmaron que por medio de Internet tratarían de convencer a la gente de que incorporarse al sistema antimisil es necesario para la seguridad de la República Checa.

13-03-2007