Checos elegirán al nuevo presidente en comicios directos

02-08-2012

El mandatario Václav Klaus firmó la ley que permite la celebración de elecciones presidenciales directas en la República Checa. Gracias a una enmienda constitucional impulsada por diputados y senadores, los checos elegirán por vez primera a su presidente en unos comicios directos a celebrarse a principios de 2013.

Václav Klaus, foto: Archivo del Gobierno checoVáclav Klaus, foto: Archivo del Gobierno checo La elección del presidente de la República había sido un asunto de dominio total de diputados y senadores. Durante los últimos 20 años los políticos analizaron el tema hasta la saciedad y en más de una oportunidad utilizaron la eventual elección directa como tema de campaña electoral.

Ahora ya es un hecho, el próximo mandatario llegará a la silla presidencial por decisión directa de los electores. Además de la enmienda a la Constitución de la República fue necesario aprobar el mecanismo adecuado para ejecutar el proceso, según explica el experto en Derecho Constitucional, Jan Kysela.

“De acuerdo con la ley, la elección del nuevo presidente de la República debe celebrarse 60 días antes de que termine el periodo de funciones del mandatario de turno. Con esto se persigue conocer el nombre del nuevo presidente con 30 días de antelación para realizar así los preparativos necesarios para el traspaso de poderes”, indicó el especialista.

Por el momento hay al menos diez personas interesadas en la silla presidencial. Algunos ya inscribieron su candidatura en el Ministerio del Interior, otros recogen firmas para registrarse y los terceros aún se lo están pensando.

Diferentes sondeos de opinión coinciden en que el candidato favorito es el antiguo primer ministro Jan Fischer que estuvo al frente de un gobierno tecnócrata entre abril de 2009 y julio de 2010. No es miembro de ninguna formación política y promueve devolver la confianza de los ciudadanos en la política y la democracia representativa.

Muy de cerca le sigue el antiguo líder socialdemócrata y ex primer ministro Miloš Zeman, un político experimentado que para sorpresa de muchos recibió el respaldo de su mayor rival político, el actual presidente Václav Klaus.

Vladimír Franz, foto: Martin MelicharVladimír Franz, foto: Martin Melichar A la contienda se podrían sumar tres mujeres, de las cuales una es actriz, y el candidato más singular es sin duda el compositor, pintor y profesor universitario Vladimír Franz, con la cara y el resto del cuerpo completamente tatuados.

Para inscribir sus nombres, los candidatos necesitan un mínimo de 50.000 firmas o el apoyo oficial de 20 diputados o de diez senadores. Durante la campaña los candidatos podrán gastar en la primera vuelta un millón seiscientos mil euros y en la segunda, en caso de ser necesaria, 400 mil euros. En la República Checa el mandato presidencial es de cinco años y se puede repetir una vez.

02-08-2012