Checastur ayuda a los checos a viajar a Asturias para aprender español

25-11-2010

Checastur no sólo acerca el español a los ciudadanos checos, también organiza viajes a Asturias para aprender la lengua. La academia ha integrado en sus cursos un viaje a España para mejorar el nivel de castellano, pero también para disfrutar de unas buenas vacaciones. Les informa Ana María Caballero.

Checastur ofrece no sólo atípicos cursos en los cafés de Praga, ahora esta organización para aprender español ofrece un curso en Gijón, Asturias. Una oportunidad para mejorar el idioma y conocer la ciudad, al mismo tiempo. Los cursos consisten en cinco horas diarias de clases a lo largo de seis días, pero también programan actividades de ocio para que los alumnos practiquen la lengua en su día a día.

Gerardo Vega, foto: www.checastur.czGerardo Vega, foto: www.checastur.cz Además Checastur favorece el intercambio cultural. Gerardo Vega, profesor de español de Checastur, da más detalles.

“Lo que hago es tratar de canalizar a artistas checos que puedan exponer o que puedan participar en algún concierto con su música también en la ciudad de Gijón. De hecho este próximo verano va a haber una artista pintora checa exponiendo en Gijón y en Oviedo”.

Los alumnos enviados a España requieren un nivel avanzado en el idioma para una mejor integración. A parte del curso intensivo, Checastur interviene como asesor para preparar el viaje, pero no se hace cargo de la manutención ya que entienden que resulta más económico si el alumno se organiza por él mismo.

El verano pasado, tuvieron su primera experiencia piloto. En esta ocasión, el curso duró más tiempo, siete días y las clases intensivas de español eran de ocho horas. Ahora, han decidido reducir el número de horas lectivas, para que el alumno disfrute más tiempo de ocio.

Foto: www.locuraviajes.comFoto: www.locuraviajes.com Pese a que aún no está abierto el plazo de inscripción, ocho estudiantes checos ya se han interesado por el curso en Asturias, cinco de ellos ya disfrutaron de la estancia el año pasado y repetirán la experiencia. Después de cuatro años en la República Checa como profesor, Gerardo Vega, sigue admirando la fascinación de los checos por el idioma español.

“Mis alumnos la mayoría de ellos estudian español como un hobby y esto es una característica muy particular de la República Checa porque en España por ejemplo se estudia un idioma pero por la necesidad de un trabajo, pero aquí no. Aquí es todo lo contrario como un pasatiempo. El idioma español gusta mucho y eso hace de este idioma pues algo que se estudie habitualmente, cada vez más, y es porque quizás sea más fácil, porque imagínate para los españoles estudiar checo es terrible”.

Además de por el interés en aprender español, Vega reconoce que los estudiantes checos se sienten muy atraídos por la ciudad de Gijón, sobre todo, por sus playas.

25-11-2010