Champions League: el Pilsen esta vez cae con la frente en alto ante el Bayern

06-11-2013

El Pilsen cayó por la mínima ante el Bayern de Múnich en la cuarta jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones. Mientras que hace dos semanas en Alemania los checos recibieron un humillante varapalo de 0-5, este martes incluso pudieron pensar en robarle puntos al favorito hasta el final de la contienda.

De izquierda: Michal Ďuriš de Plzeň y Mario Götze de Múnich, foto: ČTKDe izquierda: Michal Ďuriš de Plzeň y Mario Götze de Múnich, foto: ČTK Si bien en el partido de ida, el Bayern de Múnich casi no le prestó el balón al Viktoria Pilsen, este martes los cerveceros desempeñaron un papel digno frente al gigante alemán en la Champions League.

A pesar de caer por 0-1, el entrenador del equipo checo, Pavel Vrba, alabó a sus pupilos por su rendimiento.

“Me alegro de que hayan enseñado la cara real del Pilsen y jugado de manera mucho más atrevida que en Múnich, donde el rival nos humilló. Hoy ha sido diferente y nos gustaría continuar así. No fue del todo idóneo, porque no logramos puntos, pero el rendimiento es alentador”, dijo.

Mientras que en el Allianz Arena el Pilsen no envió ni un tiro contra la puerta contraria, este martes en casa lo hizo ya en el minuto 5 de la contienda.

Aunque el tiro de Ďuriš no fue del todo peligroso, su intento insinuó que el Pilsen se esforzaría por oponer mucha más resistencia y no hacer el ridículo ante el Bayern como lo hizo en la ida.

Los alemanes se crearon más ocasiones, pero a falta de nueve minutos para el descanso, Kolář casi abrió la cuenta sorprendentemente de cabeza al enviar el balón un metro por encima del larguero de Neuer.

Mario Mandžukič, que reemplazó a Müller, marcó el único gol del partido en el minuto 65. Pero a falta de un cuarto de hora para el pitido final, los checos casi empataron: a Tecl le faltaron apenas centímetros para rematar el centro de Petržela.

El capitán Pavel Horváth lamentó el hecho de que el campeón checo no haya logrado marcar.

Pavel Horváth, foto: ČTKPavel Horváth, foto: ČTK “Estaría más orgulloso de haber logrado un punto, pero jugamos mucho mejor que en Alemania y casi empatamos. Es una pena que no lo hayamos logrado, creo que lo merecimos. Tuvimos ocasiones para marcar, claro que el Bayern se creó más oportunidades, pero nosotros hoy jugamos con el corazón, luchamos y mostramos buenos momentos futbolísticos. Es una pena que no hayamos marcado, me habría gustado más perder por 1-2 que caer sin marcar”, señaló.

Tras ganar en Pilsen, el Bayern se aseguró el pase a los octavos de final de la Liga de Campeones. Lo mismo lo hizo el Manchester City que en el segundo partido del grupo D goleó en casa al CSKA de Moscú por 5-2.

El Pilsen y el CSKA lucharán por el tercer lugar que les garantizaría el pasaporte por lo menos a la Europa League. Los checos se enfrentarán el 27 de noviembre, a domicilio, al Manchester City y el 10 de diciembre recibirán en casa a los rusos, con los que cayeron en la ida por 2-3.

06-11-2013