Centro anti-terrorista en la República Checa

23-08-2006

El ministro del Interior, Frantisek Bublan, tiene previsto crear en la República Checa un nuevo centro anti-terrorista. El complejo debería reunir información con respecto al terrorismo y compartirla con otros centros especializados en la materia.

Frantisek Bublan, ministro del InteriorFrantisek Bublan, ministro del Interior El nuevo centro anti-terrorista se prevé que dé empleo a unos cincuenta especialistas provenientes del Equipo contra el Crimen Organizado y de la policía financiera, en colaboración con los servicios de inteligencia. El Presidio Policial está elaborando actualmente los detalles del proyecto para que la nueva oficina pueda iniciar sus actividades en septiembre.

El ministro del Interior se inspiró en la creación de un centro similar en la sede de la 'Europol', en La Haya. "Allí me di cuenta de que la República Checa comparte con ese ente información de manera esporádica y no coordinada, lo que es malo", explicó Bublan.

El ministro, además, vuelve a proponer la creación de un registro central de cuentas bancarias para facilitar a la policía un acceso más rápido a las cuentas de personas que están siendo investigadas. En 2004, ese proyecto no fue aprobado debido a las objeciones por parte de los defensores de derechos humanos y de algunos diputados que temían la ampliación de las competencias de los servicios secretos.

También hoy, los expertos en seguridad de los partidos políticos mayoritarios están en contra del intento de crear el nuevo centro anti-terrorista.

"No necesitamos un centro especial para esos fines, ya que hoy día las respectivas secciones de los servicios secretos tienen todo para cooperar de manera efectiva y rápida. Otra cosa es si saben aprovechar esas posibilidades o no", sostuvo el ex jefe del Comité de la Cámara Baja para Defensa y Seguridad, Jan Vidím, del conservador Partido Cívico Democrático.

"Los servicios de inteligencia desean disponer de más competencias. Es siempre el mismo estribillo. Pero hay que tener mucho cuidado al ampliar las competencias de los servicios secretos", resaltó, por su parte, un ex miembro del citado Comité, el socialdemócrata Karel Splíchal.

23-08-2006